Ruta del Bicentenario











13 días / 11 noches





Es el corazón de México perfectamente enmarcado con ciudades y pueblos coloniales, testigos de la historia de una nación








Día 01 México, D.F.

Presentación en el aeropuerto al menos dos horas antes de la salida de nuestro vuelo. Salida en vuelo regular destino a México, D.F. Llegada, recepción por nuestro corresponsal y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 02 México, D.F. (Visita de ciudad y Pirámides de Teotihuacán)

Desayuno. Disfrutarán la mágica esencia de la Capital Mexicana a través de una travesía por su extraordinario Acervo Cultural, Arquitectónico, y de Tradiciones del México Prehispánico, Colonial y Contemporáneo. Traslado al “corazón de México”, su centro histórico, admirando algunas fachadas de de los bellos edificios; Los palacios de las Bellas Artes, el de los Condes de Orizaba (Hoy Casa de los Azulejos), el de los Azulejos y el de Iturbide, arribando al majestuoso “Zócalo”. Ingreso al Palacio Nacional para admirar el macro mural de la escalinata principal de Diego Rivera, que es un verdadero compendio de la Historia de México. Visita a la Catedral Metropolitana la más grande de América Latina, sede de la Arquidiócesis de México, recorriendo sus Naves y Altares. Recorrido por Paseo de la Reforma., hermoso boulevard proyectado por el Emperador Maximiliano para acortar la distancia que recorría entre el Castillo de Chapultepec y el Palacio Nacional y que en la actualidad da cabida a importantes edificios y monumentos que se encuentran sobre él; (La Torre Mayor, Bolsa mexicana de valores, “El Ángel de la Independencia”, monumento que conmemora el primer centenario de la Independencia de México, el Monumento a Cuauhtémoc, la Fuente de Díana la Cazadora.

Nos encaminaremos a San Juan Teotihuacán y San Martín de las Pirámides en donde llegaremos a un restaurante a comer (comida no incluida) y seguiremos la visita a las pirámides de Teotihuacán

Se recrearán con la visita de dos centros ceremoniales impresionantes, Teotihuacán (prehispánico) y la Basílica de Guadalupe (contemporáneo), que reseñan la evolución religiosa de gran parte del pueblo mexicano. Seguirán a Teotihuacán “lugar donde se hacen los dioses”, según el mito náhuatl. Con más de 2,500 años de historia, éste centro ceremonial tuvo un vital desarrollo, gestado en los Textiles de fibras naturales y la ObsiDíana, como herramientas y materias primas, lo que le será explicado detalladamente en un centro artesanal, pudiendo tomar alguna bebida refrescante, hacer uso de las instalaciones sanitarias o comprar algún souvenir alusivo a esta visita. Ingresarán a la enigmática zona arqueológica visitando Los templos de “Quetzalpapalotl” (pájaro mariposa) y el de los “Caracoles Emplumados” y el conjunto del Pirámide de la Luna, concluyendo con la impresionante Pirámide del Sol. Regreso al Hotel.

Día 03 San Miguel Allende (Tepozotlán y Querétaro)

Desayuno. Manejando una hora, llegaremos a Tepozotlán para admirar el hermoso convento Jesuita, y visitar el Museo del Virreinato. Continuación a Querétaro y visitaremos su centro Histórico donde podremos admirar; Plaza de Armas, Casa de la Marquesa, Templo de Santa Clara, Teatro de la Republica, Plaza de la Corregidora, Plaza de la Independencia, Palacio de la Justicia, Acueducto, Convento de la santa Cruz y Cerro de las Campanas, al concluir manejando 1 hora llegaremos a San Miguel Allende

Día 04 San Miguel Allende (San Miguel Allende)

Desayuno. Visita de ña Parroquia de San Miguel de Allende, Palacio Municipal, Casa de Mayorazgo de la Canal, Convento Real de la concepción, Capilla de nuestra Señora de Loreto e Instituto Allende. Tarde libre para conocer las galerías de arte y comercios donde apreciaras las bellas mansiones del virreinato.

Día 05 Guanajuato (Dolores Hidalgo)

Desayuno. Salida para visitar en ruta a Guanajuato el pueblo mágico de Dolores Hidalgo a tan solo 38 Kms, ciudad considerada como Cuna de la Independencia y que conserva una antigua tradición artesanal caracterizada principalmente por la belleza de su famosa cerámica de Talavera. Fundada en el siglo XVI, esta población posee una de las plazas de armas más grandes del Estado; en su perímetro pueden admirarse bellísimas construcciones como la barroca "Casa de Visitas", o la célebre y monumental Parroquia de Dolores con su rico frontispicio churrigueresco.

Día 06 Guanajuato (Guanajuato)

Desayuno. Comenzamos en el Jardín Unión. Mira el magnífico Teatro Juárez. Donde hoy se alza, antaño estaba el Convento de S. Pedro de Alcántara, que fue demolido en contra de la voluntad de los religiosos que lo moraban. Al parecer, de noche dos monjes aparecen por la derecha del teatro y son vistos además por la calle subterránea Padre Hidalgo. Deja el Teatro Juárez detrás y cruza el Jardín Unión para salir a Cantarranas. InmeDíatamente a la izquierda llegarás a la plaza del Baratillo, una plazoleta que era un centro del comercio de la ciudad. Aquí los vecinos aún oyen al viejo usurero que vivía en la plaza pasar las noches contando las monedas de oro del tesoro que dicen que almacenó, pero que no se encontró. También, a meDíanoche, un fantasmal carruaje tirado por caballos negros cruza la calle para desaparecer en las tinieblas. Toma la calle hacia arriba hasta llegar a la Iglesia de la Compañía de Jesús. A la derecha encontrará un tranquilo rincón, la plazuela de San José o de los Carcamanes, que fue escenario de una historia trágica de amor y celos.

Cuando uno de los dos hermanos Carcamán descubrió que su otro hermano cortejaba a la misma mujer perdió la cordura, mató a los amantes y se suicidó. Más adelante en el paseo veremos dónde vivía la desdichada doncella. En este sitio y en los alrededores de la plaza del Baratillo puedes encontrar dónde descansar y refrescarte en una terraza. ¡No dejes de tomarte una foto en los escalones de la plazuela! Regresamos hacia el edificio de Correos para tomar la calle del Truco. Aquí se ubicaban los casinos y casas de juego del s. XVIII, y por esta calle aún pulula el depravado don Ernesto quien, tras perderlo todo a las cartas, se jugó – y perdió- hasta a su propia esposa. Continúa hasta el final de la calle hasta llegar a la plaza de la Paz, por un lateral de la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato. Si aún no has visitado a la Virgen de Santa Fe, no dejes de hacerlo. Cruza la plaza hasta la Mansión del Conde Rul, magnífica obra neoclásica que se dice que se construyó a base de polvo, plata y vino, levantada por quien fue el dueño de la mina La Valenciana. Hoy la mansión es la Corte de Distrito. El conde fue un mujeriego y su viuda dispuso para sí misma que su entierro no saliera de la puerta principal de la mansión sino por un lateral, para así confirmar la indignidad que sufrió por culpa de su marido. A este callejón se le conoce como el Callejón de la Condesa.

Desde aquí, toma la avenida Juárez hacia la derecha. Si deseas comer o tomar algo fresco, te recomendamos un desvío hacia la plaza de San Fernando, un lugar magnífico para relajarse y descansar en la tranquilidad de los adyacentes Jardín Reforma y plaza de San Roque. Cruza la avenida Juárez y ve hacia la izquierda una cuadra hasta encontrar la plaza de los Ángeles, una pequeña plazuela triangular donde vivía la joven de quien se enamoraron los Carcamanes.

Aún no hemos escapado el embrujo de la trageDía. Cruza esta pequeña plaza, sube por el callejón y gira a la izquierda para llegar al Callejón del Beso. Verás que los edificios están tan juntos que prácticamente se tocan. Aquí vivían dos jóvenes enamorados que se comunicaban desde sus respectivos balcones. El padre de la joven doña Ana desaprobaba la relación y apuñaló a la pobre doncella con una daga. Pero no temáis si estáis enamorados, podéis lograr mucha suerte si os besáis bajo este mismo balcón. ¡La foto de la pareja enamorada es obligatoria!¡Qué mejor momento que un beso para concluir el paseo! Pero si aún quedan ganas, puedes tomar la avenida Juárez a la izquierda, girar en la calle Prado y llegar al Jardín el Cantador, ubicado en una antigua hacienda de beneficio, cuyo propietario se hizo conocido en la época de la Independencia por su afición a cantar con su guitarra en cualquier ocasión. Hoy queda un agradable jardín para descansar tras un largo paseo. Continuación de la visita a Guanajuato, su Universidad, sus callejones, entrar al Museo de la Alhondiga de Granaditas, a la Hacienda de Burras y la visita de la Mina de la Valenciana (la mina más importante de plata del Siglo XVIII.

Día 07 Guadalajara (Tonalá)

Desayuno. Visita de Tonalá, ubicada a sólo a 7 km al este de Tlaquepaque, donde podrá visitar su famoso tianguis de artesanías de los días jueves y domingo, así como su gran cantidad de tiendas y establecimientos dedicados a esta misma labor, al termino traslado a Guadalajara

Día 08 Guadalajara (Guadalajara, Zapópan y Tlaquepaque)

Desayuno. En su Centro Histórico podrá visitar la Catedral, con sus torres que son el símbolo actual de la ciudad tapatía y el Teatro Degollado, monumental edificio del s.XIX; y uno de los principales recintos artísticos de la ciudad. En sus alrededores podrá conocer Zapopan, el centro religioso más importante del occidente del país; y terminar en Tlaquepaque, considerado como uno de los centros artesanales más importantes de Latinoamérica, en donde se reúnen cientos de galerías que promueven el trabajo de los artistas locales, quienes se distinguen por emplear materiales como la hoja de maíz, el hierro forjado, el cobre goteado, la lámina galvanizada, el petatillo, la madera, el cuero, el papel maché, la cerámica y el vidrio soplado;

Día 09 Pátzcuaro (Patzcuaro)

Desayuno. Traslado a Patzuaro, la imagen bucólica de la Ciudad, con sus magníficas construcciones de adobe y teja, así como la solemne presencia de sus monumentales templos como el de Nuestra Señora de la Salud o el Templo de San Agustín; contrastan con el vivo ambiente que se observa en los alrededores de la Plaza Vasco de Quiroga, importante centro de la actividad comercial de la Ciudad o la Casa de los Once Patios, donde encontrará numerosas artesanías que son ejemplo de la habilidad del pueblo purépecha como las esculturas de pasta de caña de maíz o los trabajos en madera laqueada que distinguen a la región.

Día 10 Pátzcuaro (Janitzio)

Desayuno. De Pátzcuaro a Morelia, por la autopista, hay únicamente 53 km, a tan solo 17 km . de distancia, puede desviarse hacia Tzintzuntzan, antiguo centro del Imperio Purépecha y primera capital del estado de Michoacán. Su recorrido puede iniciarse en la zona arqueológica, donde se encuentra el Convento Franciscano con capilla abierta del siglo XVI y su gran atrio con olivos que, cuentan los habitantes del lugar, fueron traídos por Don Vasco de Quiroga. Más adelante, Cuanajo, pueblo artesanal donde se pueden visitar sus talleres de muebles de madera y los bordados en vivos colores realizados por las mujeres indígenas. Antes de llegar a Morelia, es aconsejable detenerse en Tupátaro, pequeña población que conserva una de las obras de arte más espectaculares de los indígenas.

Día 12 Salida (Morelia)

Desayuno. La construcción, la horizontalidad de su traza, así como la monumentalidad de sus edificios, plazas y plazuelas hicieron que Morelia se integrara en 1991 en la selecta lista de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Su centro histórico, pleno de monumentales edificios como la Catedral, el Palacio de Gobierno y el de Clavijero, la Casa Natal de Morelos, el Palacio de Justicia, el Palacio Federal, el Acueducto y otros muchos que encontrará en su recorrido bien a pie o en tranvía. Destino cultural por excelencia, alberga el Templo y Conservatorio de Las Rosas, edificio que actualmente es sede del Coro de los Niños Cantores de Morelia y que, en diferentes épocas del año, ofrece conciertos. A tan sólo unos minutos de la ciudad se encuentra Cuitzeo, pueblo mágico, donde podrá admirar uno de los edificios más emblemáticos del estado, el Exconvento de Santa María Magdalena.
Dejada en el aeropuerto del D.F. y abordar su vuelo de regreso a España

Día 13 España

Cruzando la línea internacional del tiempo llegaran a España y fin del viaje