YUCATAN





Tierra del faisán y del venado.
Otro de los destinos más bendecidos en arqueología y bellezas naturales es Yucatán. Mérida su capital es el claro ejemplo de la grandeza colonial de este territorio que durante muchos años basó su economía en la plantación del henequén, dejando hermosas haciendas, casa y edificios coloniales tanto en Mérida como en el estado.
La arqueología hace una explosión arquitectónica es sus bellos centros como lo es Uxmal, Chichen Itzá, Oxkintok, Sayil, Labná, Aké, Kabah, Dzibilchaltún, X’cambó, Ek-Balam, y Mayapán entre otras combinándose los estilos Puuc, Maya-Tolteca, y Decadente.
Otro gran acierto es su rica y variada gastronomía basada en puerco, pavo, maíz

y el picante regional con el que hay que tener cuidado que es el chile habanero.
Izamal es un bello “pueblo mágico” en donde el día dura más de 24 horas.
En cuanto a bellezas naturales, la riqueza hidrográfica que se tiene en la península y no se ve a flor de tierra hacen de los cenotes, escenarios espectaculares en donde uno quedará maravillado por sus caprichosas formas geológicas. Celestún es uno de los refugios más visitados en el años por diversas aves como es el flamnco rosado, patos espátulas, carmoranes, martines pescadores, cardenales, águilas, cigüeñas, pelícanos, etc.







Mérida

Cuando de explorar Yucatán se trata, todos los caminos llevan a la placentera Mérida, su capital. Además de ser la ciudad colonial por excelencia, Mérida también es el punto de partida ideal para las excursiones a los principales sitios arqueológicos, ciudades y pueblos coloniales.

Es la capital del Estado mejor conocida como la “Ciudad Blanca”, donde hasta hace 500 años era la antigua ciudad Maya de T ́ho o Ichcaansihó, que quiere decir cinco cerros. Fue fundada en el año de 1542 por Francisco de Montejo “El Mozo”, después de vencer con muchas dificultades y obstáculos a los diversos señoríos Mayas, cuyos grandiosos templos y adoratorios hicieron recordar a los guerreros españoles, aquellos edificios de cal y canto bien labrados y con muchas molduras de la antigüedad romana erigidos en Mérida, la de España, lo que indujo al fundador a bautizarla con el mismo nombre de la imperial y secular urbe hispánica.

A partir de su fundación, Mérida inicia su vida de ciudad colonial, con calles y plazas trazadas simétricamente a cordel y escuadra, al estilo de las viejas urbes castellanas y andaluzas, cuya estructura original aún perdura en nuestros días.



La tierra se repartió entre los nobles y una vez trazado, se reservó en el centro de ella un gran espacio para la Plaza Mayor. Con este nombre fue conocida hasta 1812, cuando se cambió por Plaza de la Independencia , aunque actualmente se le conoce como Plaza Grande. En el poniente había dos barrios para indígenas, el de Santiago y el de Santa Catarina; al oriente, el de San Cristóbal, para indios del altiplano; y al norte, el barrio de Santa Lucía, propio para negros y mulatos. En el centro, alrededor de la plaza, se construyeron los principales edificios civiles y religiosos: las Casas Reales para hospedar a los regidores y capitanes generales enviados de España, el Cabildo destinado a las autoridades gubernamentales y la iglesia mayor, que con el tiempo sería sustituida por la catedral.

El visitante que pasea por el centro de la meridana capital, no debe pasar por alto el conjunto de antiguos edificios que integran su centro histórico, en torno a la Plaza Grande , circundada por frondosos laureles, frente a su costado oriente, se levanta la Catedral de San Ildefonso, la mas antigua del continente americano, edificada a lo largo de la segunda mitad del Siglo XVI, que destaca por la monumentalidad de su estilo arquitectónico de carácter austero y singular encanto y la gracia de sus airosas torres gemelas, su construcción tardó más de 40 años y se utilizó además de cantera, piedra procedente de los templos mayas destruidos. Fue la primera que se erigió sobre tierra firme en América y en cuyo interior se puede admirar al Cristo considerado el más grande del mundo bajo techo.

En frente se edificó La Casa de Montejo, joya del arte plateresco, que “El Mozo” hiciera para él y su esposa entre los años 1543 y 1549. Este edificio se conserva intacto y está flanqueada por dos columnas corintias donde el marco tiene tableros esculpidos en alto relieve combinado con motivos renacentistas. La parte superior tiene características de estilo gótico isabelino; sin embargo, se puede observar que toda la obra presenta una gran influencia indígena.

A medida que la ciudad se fue extendiendo, ésta perdió el sentido geométrico original que los fundadores impusieron a la traza. Hacia el norte comenzó a formarse otro barrio de indios, el de Santa Ana, y a fines del siglo XVII ya contaba con un total de 80 manzanas y medía casi dos kilómetros cuadrados. Así mismo, se construyeron siete puertas o arcos de mampostería para señalar, por una parte, los límites de la ciudad y por otra, la separación entre ésta y los barrios de indios, pero el crecimiento urbano los envolvió y hoy sólo se conservan tres: San Juan, Dragones y el del Puente.

A finales del siglo XIX, el incremento demográfico era tan marcado que comenzaron a aparecer nuevas colonias y fraccionamientos, así como teatros, servicios de transporte urbano, hospitales, escuelas, clubes y centros sociales. Pero quizá lo más relevante de esta época fue la aparición de innumerables haciendas, las cuales fueron el resultado del auge que ya mostraba la incipiente industria henequenera en el estado, permitiendo el consiguiente desarrollo económico e impulsando la restauración y construcción de innumerables edificios públicos, templos y casas particulares, que hasta el día de hoy adornan las avenidas más hermosas de la ciudad. Ejemplo de esto fue la construcción del Teatro José Peón Contreras, hermoso edificio con su escalera de mármol blanco y su elegante sala de espectáculos dispuesta en la forma tradicional de los teatros europeos.



Así mismo, frente a la Plaza de la Independencia se construyó el Palacio de Gobierno, que fue inaugurado el 15 de septiembre de 1892. Este edificio es de estilo neoclásico y actualmente alberga murales, cuyas obras pictóricas son consideradas como una de las más importantes del estado; en esta obra se puede apreciar la historia maya, plasmada en las paredes del “Salón de la Historia ”. Actualmente cuenta a su costado norte con el Centro Cultural Olimpo.

Otros importantes atractivos de la ciudad lo constituyen su tradicional Paseo de Montejo, una de las calles mas elegantes de la ciudad, donde se puede admirar la magnífica arquitectura del Palacio Cantón, de estilo renacentista italiano, actualmente habilitado como el Museo de Antropología e Historia; el imponente Monumento a la Patria , convertido ya en un icono mas de Mérida, donde se podrá apreciar la historia de Yucatán y el resto del país esculpido en piedra.

En cuanto a los parques, fuentes y jardines que rodean la ciudad, podemos mencionar como uno de los más grandes al Parque del Centenario, el cual abrió sus puertas en 1910, como parte de las celebraciones del centenario de la Independencia y el cual cuenta con un lago artificial, teatro al aire libre, zoológico y diversiones infantiles entre otras cosas. Otro parque muy concurrido hasta el día de hoy es el Parque de las Américas, con una fuente monumental de estilo maya, sala de exposiciones y biblioteca, teatro al aire libre y amplios jardines. Así mismo, en casi todas las colonias y fraccionamientos de la ciudad podemos ver plazas y parques alrededor de iglesias o fuentes que permiten la distracción y la recreación de niños y adultos.

Definitivamente al recorrer sus calles sentirás su romántico ambiente provinciano testimonio de un pasado rico en historia y leyendas. A pesar de tener toques modernos, Mérida ha podido conservar su encanto colonial, lleno de luz y color en cada unos de sus rincones. Por la noche Mérida se viste de luz invitando a descubrir sus encantos: pasear por el centro histórico en calesa, sentarse en la terraza de algún café al aire libre para contemplar las noches estrelladas, disfrutar de algún espectáculo donde mestizas y trovadores obsequian folklore y romanticismo en velada llenas de música y poesía.

Dzibilchaltun

Dzibilchaltún (tzee-BEEL-chal-toon) es el “Lugar donde hay jeroglíficos en las piedras”, una gran ciudad maya que está solamente a 15 KM de Mérida. Aquí usted encontrará el Museo del Pueblo Maya, uno de los mejores en Yucatán.

Para ra llegar a las ruinas, camine por el sendero botánico flanqueado por árboles de la región, identificados con nombres.

El Templo de las Siete Muñecas se localiza separado del resto. Aquí es donde cada año, los días 21 de marzo y septiembre, en el equinoccio, se crea un deslumbrante efecto. Muchos otros templos también han sido reconstruidos. Camine por los alrededores y trepe las estructuras.

Por último, pero no menos, diríjase al cenote de X’lcah para una nadada refrescante. Recomendamos contratar un guía a su arribo, para que le puedan explicar las maravillas arqueológicas y astronómicas del sitio. Usted será trasportado por el glorioso pasado de la cultura Maya.

Uxmal

Conocida como “la tres veces construida”, es una de las ruinas mayas cuya arquitectura es de las más majestuosas de Yucatán. Su belleza se caracteriza por tener palacios bajos y horizontales, colocados alrededor de patios o cuadrángulos, los cuales son ricos en decorados de esculturas muy detalladas elaborados con miles de pequeñas piedras perfectamente pulidas y ajustadas formando mosaicos geométricos de una perfección no igualada en toda la zona maya.

Uxmal, rodeada de leyendas, mitos y anécdotas, poéticas en su nombre y su historia, está situada junto a una serie de colinas que se conocen con el nombre de Puuc, que en lengua maya quiere decir “serranía”, nombre que posteriormente recibió el estilo arquitectónico que tienen los sitios de esa región.

Se dice que la ciudad fue fundada por la tribu de los Xiues. Alcanzó su máximo florecimiento entre los años 600 y 900 d.C., correspondientes al periodo clásico yucateco y tuvo una población alrededor de 20,000 habitantes.

El terreno que la rodea, permitió la fabricación de los chultunes , que fueron unas cisternas construidas con ingenio por los mayas para almacenar el agua de lluvia ya que en esta zona no existían los cenotes. Los suelos altamente fértiles para la actividad agrícola, debieron dar sustento a estos antiguos pobladores. Los cultos al agua, la tierra, al Sol y a Venus, están también presentes en la orientación y en la decoración de sus estructuras.

Conforman la ciudad 15 grupos de edificios, distribuidos de norte a sur, en una extensión de aproximadamente dos kilómetros. Entre los que destacan: La pirámide del Adivino, con su Plaza de los Pájaros, el Cuadrángulo de las Monjas, el Juego de Pelota, el Palacio del Gobernador, la Gran Pirámide y El Palomar, además del Grupo Norte, la Casa de la Vieja , El Cementerio y el Templo de los Falos. La gran cantidad y variedad de edificios hablan de la complejidad social en este centro de las actividades políticas, económicas y religiosas.

La estructura más impresionante y con una altura de mas de 35 metros es la "Casa del Adivino", de acuerdo con una antigua leyenda, esta pirámide fue levantada por un enano en tan solo una noche, aunque en realidad se erigió en cinco etapas y se diseñó de tal modo que su escalinata da cara al oriente, hacia la puesta del sol en el solsticio de verano.

El Convento, otro de sus grandes edificios, bautizado así por los españoles quienes al verlo les evocó algún convento europeo. Probablemente fue utilizado como escuela de curanderos, astrólogos y sacerdotes.

El Palacio de El Gobernador, es un excelente ejemplo de trabajo de mosaico en piedra y lo mas probable es que haya sido elaborado por cientos de albañiles y escultores. Cuenta con muy bellas esculturas del dios de la lluvia Chaac, serpientes y símbolos astrológicos. Es considerada como la construcción más hermosa de Mesoamérica por su estilo e imponentes proporciones.

Sobrio conjunto de cuatro edificios alargados que rodean un patio, es el Cuadrángulo de las Monjas, que resalta por su magnífica decoración , en las que se alternan grecas, celosías, figuras humanas, serpientes, cabezas de tortugas, búhos y mascarones del dios Chaac.

Se cree que su decadencia se debió probablemente a una revuelta social que acabó con la élite gobernante.

Uxmal, ciudad con cierto aire sutil, que con solo contemplarla, puede conmover a sus visitantes.

Ruta Puuc

Loltún

Una interesante apreciación global variada de la civilización Maya le espera a solo 80 kilómetros (50 millas) al sur de Mérida. Se le conoce como la (montuosa) Ruta Puuc. Esta incluye los lugares de Uxmal, Kabah, Sayil, X- Lapac, Labná, y las grutas de Lol-tún. En cada uno de estos emplazamientos pirámides mayas han sido rescatadas aunque otras estructuras aún prevalecen cubiertas por la selva y otros hierbajos, tal cual fueron halladas por los primeros exploradores y arqueólogos.





Labná

El siguiente destino (30 kilómetros siguiendo por la carretera) es Labná, ciudad alguna vez sitio de residencia de 1500 a 2500 personas y abandonada entre 750 y 1000 DC y en la que actualmente se están restaurando cuatro de sus edificios. Analice cuando vaya entrando las casas con techo de huano (paja) hogar de los cuidadores. Aquí, el palacio tiene 70 "Chultunes" (Cisternas colectoras para agua de lluvia) que no son visibles. Existe también el tan fotografiado arco artísticamente complicado.



X-lapak

Diecisiete kilómetros continuando por el serpenteante camino se llegara a X-lapak (paredes sin argamasa), un emplazamiento con algo así como catorce montículos y tres medio restauradas pirámides. Este y el siguiente destino (Sayil) son los menos "manicurados" de la Ruta así que de este modo se puede apreciar en que condiciones fueron hallados estos lugares. Observe las muchas piedras tallada tiradas a la vera del camino.

Sayil

Trece kilómetros más adelante esta Sayil " El Lugar de las Hormigas". Cuenta con servicios sanitarios. A la entrada se encuentra un museo al aire libre protegido por una techumbre de huano (paja). Nótese la enorme estela datada entre 800 y 1000 DC Este lugar es sede de un interesantísimo palacio que cuenta con 90 cámaras para algo así como 350 personas. Desde el nivel más alto del palacio se puede ver la iglesia de Santa Elena y más allá del camino del lado de la montaña una diminuta ruina nombrada "Las Nueve Mascaras."

Kabah

Permaneciendo en la Ruta, la siguiente parada será Kabah. Saliendo de Sayil, 5 kilómetros adelante en la "T" en el camino habrá que dar vuelta a la derecha. El camino esta muy bien delineado por lo que no hay que temer. Kabah es famoso por su " Palacio de las Mascaras de Chaac" (dios de la lluvia). También aquí se encuentra el tan fotografiado arco que se cree sea el centro de la ciudad y la entrada al sac-be (camino blanco- carretera maya) que corría hasta Uxmal.

Cenotes de Cuzama

Uno de los atractivos que distinguen al Estado de Yucatán son los cenotes, cuyo término proviene del maya “Dzonot”, que significa “cavidad con agua”. Son formaciones únicas en el mundo, que además de ser el único recurso para la obtención de agua fresca en la selva, los cenotes eran lugares sagrados para los mayas ya que representaban la entrada al inframundo espiritual.

La península de Yucatán carece de ríos visibles de agua, ya que el suelo es calizo y muy poroso, por lo que el agua de lluvia se filtra directamente o penetra por grietas, formando cuevas y ríos subterráneos, conectados muchos de ellos entre sí. Sin embargo, con frecuencia ese suelo calizo se hunde y quedan al descubierto depósitos naturales de agua dulce, dejándonos entrever el espectacular paisaje de las aguas subterráneas, verdes o cristalinas y turquesas, formando verdaderas obras de arte por su configuración de estalactitas y estalagmitas dignas de admiración.

Por tradición, los cenotes son un sello distintivo del paisaje natural yucateco. Detalles como la luz del sol filtrada por agujeros entre las rocas y proyectada sobre el agua transparente se conjugan para servir un banquete visual a los admiradores de la naturaleza.

Famoso en la región por sus cenotes y la peculiar forma de visitarlos. El recorrido a través de los distintos cenotes se realiza en “trucks”, que son pequeños carros jalados por caballos a través de 9 km en caminos llenos de maleza agregando un increíble sabor de aventura. Los principales cenotes en esta zona son: Chelentún, Chacsinic-che y Bolonchojol.

Saliendo de Mérida en coche se tarda como 45 minutos en llegar. Una vez que llegue a Cuzamá, contrate a un truk con guía. Cada truk puede acomodar unas cuatro personas dependiendo de su tamaño y peso. Una vez que se acomode, viajará 9 kilómetros sobre rieles que tienen cientos de años de antiguedad. Durante el viaje seguramente se encontrará con otro truk que viene en sentido contrario. El truk que está en camino a los cenotes, tiene el derecho de vía. Sin embargo, las reglas cambian cuando hay dos o más truks juntos. Si este es el caso, el grupo con menos truks tiene que hacer todas las maniobras. Los truks tiene techos de lona y algunos tienen respaldos. Sugerimos llevar agua para tomar.

La meta de este viaje es visitar y nadar en los tres cenotes. El primero, Chelentún, cuenta con escaleras de cemento y un barandal lo que hace muy fácil su entrada. Después de nadar un rato y tomar fotos, la excursión sigue al cenote Chansinic'che. El acceso a este cenote no es tan fácil como el anterior. Aquí encontrará un hueco en la tierra con una escalera de rieles de truk.

Después de una bajada de unos 8 metros estará otra vez en agua transparente. El siguiente y último cenote es Bolonchoojol. Tal es la belleza de este cenote que es el sujeto de muchas de las fotografías que usan para promover los cenotes de Yucatán. La entrada a este cenote es también un hueco en la tierra y una escalera de rieles. El hueco parece ser angosto, pero una vez que baje, verá un espacio enorme con luz natural. El agua transparente también tiene tonos azules. En medio del cenote hay una formación de estalactitas. Dicen que este cenote es de los mejores de estado de Yucatán donde hay unos 3,000 cenotes.

Chichen Itzá

Ciudad arqueológica maya del estado mexicano de Yucatán. El nombre de Chichén-Itzá tiene raíz maya y significa "en la orilla del pozo de los itzáes". Se estima que Chichén-Itzá se construyó alrededor de los años 435 y 455. La decadencia de los centros mayas del Clásico ocurrida a lo largo del siglo IX no llegó al norte de Yucatán sino hasta 150 años más tarde, de manera que en este reducido momento de tiempo se desarrolló el pujante estilo Puuc en ciudades como Uxmal, Sayil, Kabah o Chichén Itzá; sin embargo, estas urbes decaen hacia el año 1.000 d.C. a excepción de Chichén Itzá, que inicia una etapa de poderío político que culmina con el primer Estado centralizado de la historia maya, afectando al norte de Yucatán. Para el estudio de esta ciudad a partir del año 1.000 contamos con la tradición oral recogida en crónicas indígenas y con la arqueología; ambas a veces se complementan, pero en muchas ocasiones se contradicen, produciendo una gran confusión acerca de la evolución histórica de Chichén. La evidencia señala que la primera llegada de grupos itzá de origen Chontal procedentes de las tierras bajas de Tabasco pudo ocurrir hacia el 800 d.C....

Es un lugar maravilloso enclavado dentro de la misma naturaleza de la península yucateca. Su estado de conservación varía en función del monumento que se visite.

Los que se encuentran en estado optimo son La Piramide de Kukulcan y el Juego de Pelota, mientras que el Templo de los Guerreros y el Observatorio se encuentran inaccesibles al publico en general para cuidarlos de su irreversible deterioro. Es imprescindible subir el Castillo, porque la magnifica vista que ofrece de verdad justifica el esfuerzo de aguantar los 91 escalones. Es recomendable encarecidamente, aunque en Agosto de 1999 se hablaba de que si iba a prohibir el acceso a la Pirámide para resguardarlo del desgaste ocasionado por el turismo mismo que desde 2006 entro en vigor.

Es un pirámide de 60 metros de lado y 24 de altura, formado por 9 cuerpos escalonados que simbolizan los planos del inframundo. Cada uno de sus lados posee una escalera, de 91 escalones, que permite llegar al templo en la parte superior. Las escaleras del lado norte están rematadas en su base con dos grandes cabezas de serpientes emplumadas, las cuales son parte del espectáculo maravilloso que depara esta pirámide en los equinoccios de primavera y otoño. Esos dias, el 20 de marzo y el 21 de septiembre, a las 3 de la tarde la luz del sol forma en la balustrada del lado norte siete triángulos isósceles de luz y sombra, configurando el cuerpo reptante de una serpiente. Este efecto simboliza el descenso del Dios Kukulcan (ave-serpiente) a la tierra y suponía el comienzo y fin del ciclo agrícola, según el equinoccio (primavera u otoño). Pero las sorpresas del edificio calendario no acaban aquí. Podemos pararnos a ver los siguientes puntos: " En la vista de frente de la escalera vemos que el basamento de 9 plantas se divide en 2 partes. 9 x 2 = 18 meses del Haab o calendario maya. " 91 escalones tiene cada escalera. 91 x 4 escaleras = 365 dias o kines del año maya. Aparte, la pirámide tiene dos templos: el exterior y el interior. En el exterior se descubrió un Chac-Mool, mientras que el interior posee un tigre pintado de rojo con incrustaciones de jade, que probablemente sirviera de trono.

A partir del 830 d.C. comienza un periodo de desintegración de los viejos patrones que habían alcanzado su punto culminante hacia el 650 d.C., iniciándose un proceso de deterioro mediante el cual todos los centros del sur decaen antes del 900 d.C.; justo cuando la civilización clásica estaba en su máximo apogeo.

Las causas de tal decadencia son complejas y no están definidas del todo; un hecho claro es que en un corto espacio temporal la cultura de la elite desapareció, abandonándose los edificios públicos y cesando la manufactura de productos de lujo y la erección de estelas con escritura jeroglífica.

La decadencia de Chichén Itzá se relaciona con el surgimiento de Mayapán como nuevo centro de poder en Yucatán. Desde el siglo XIII, la parte habitada de la ciudad era muy reducida. En el siglo XVI, la Pramide y el Cenote Sagrado aún funcionaban como escenarios de grandes procesiones que consultaban su oráculo; sin embargo, los grandes edificios ya no recibían mantenimiento.

Izamal

Es sin duda uno de los mejores conjuntos conventuales más impresionantes del siglo XVI en todo México. Su ubicación a 70 km. de la ciudad capital, por la salida a Cancún, lo convierte en un sitio básico de peregrinación mariana, no sólo para Yucatán sino para toda la región. La milagrosa imagen de nuestra señora de Izamal ha sido declarada patrona de la Península.

Contribuye a la belleza del sitio la armonía del entorno en lo ecológico y en lo urbano, la población es sin duda la mejor conservada en el Estado.

El convento franciscano de San Antonio en Izamal está construido sobre una gigantesca plataforma Maya, en la que se elevaba el edificio prehispánico que sirvió con sus materiales para levantar el convento. Esta plataforma supera el nivel de los techos, por lo que se tiene una vista panorámica completa, sólo interrumpida por la gran pirámide, de Izamal o Itzamna. La mole del templo es espectacular y nos lleva en la imaginación a los castillos medievales. El muro testero, los contrafuertes botareles y las escaleras posteriores forman una escenografía única.

Al atrio gigantesco portalado con sus capillas posas, se da acceso por una enorme rampa central y por dos rampas laterales plegadas en tijera. La capilla abierta, fue tapiada para su rehuso como sede de la tercera orden. La sobriedad de la fachada como la del claustro, va en la monumentalidad de este santuario mariano.

San Antonio de Izamal fue construido por el célebre y controvertido obispo fray Diego de Landa en 1549. Su arquitecto fue fray Juan de Mérida, soldado convertido en fraile.



Cenote Ikil

Para llegar al nivel del agua de este impresionante cenote, es necesario descender 40 metros por una escalera de piedra sólida que rodea el lago interno. Está permitido nadar, la vegetación se cuelga por las paredes de piedra caliza y hay pequeñas cascadas interiores. Situado a 3 Km de Chichén Itzá.

Ek-Balam

La enorme pirámide elaborada de la acrópolis, localizada dentro del sitio maya de Ek- Balam, es una panorámica sorprendente después de conducir a través de los alrededores selváticos. Ek-Balam, El jaguar negro, estaba en el pináculo de su importancia como una ciudad durante el Periodo Clásico Tardío (600-900 AC). Cuando los mayas abandonaron el sitio, pasó inadvertida, literalmente, mientras la baja densa jungla de Yucatán la encubría. Todas las pirámides mayas fueron descubiertas cuando arqueólogos y aventureros veían un cerro o montículo con árboles y arbustos creciendo encima. Al escarbar en los montículos encontraron tesoros de edificios y artefactos escondidos por cientos de años.

En Ek-Balam, la restauración ha sido permanente desde 1997. La Acrópolis es el edificio más grande, midiendo 160 metros de largo (480 pies), 59 metros de ancho (180 pies) y 32 metros de alto (96 pies). El palacio tiene seis niveles donde los gobernadores y los más altos escalones de la población de las ciudades habitaban. Los arqueólogos creen que no fue construida por una sola persona o toda a la vez.

A la entrada de la pirámide de la Acrópolis hay como una figura de un monstruo, el cual dicen que es el guardián de la entrada al inframundo. Bajo los techos de paja para proteger la fachada, otras estatuas y esculturas de ángeles, animales y variadas figuras, están integradas en un complejo y hermoso diseño.

Cenote Xcanche

El cenote Xcanche se encuentra localizado a 1.5 Km de la Zona Arqueológica de Ek Balam,

para poder llegar a el se puede hacer camionando y /o en bicicleta tipo montaña.

Este sitio es operado por una cooperativa indigena maya y cuenta con varios servicios como caminatas ecoturisticas para admirar la naturaleza de la región, área de camping, tirolesa, rapel, baños ecológicos, un area de descanso con hamacas y un restaurante con comida regional yucateca.

Grutas de Balankanché

Localizada a 6 KM de Chichén Itzá, es una caverna que fungió como centro ceremonial de los antiguos pobladores mayas. Hay espectáculo de luz y sonido, en el cual se relata la historia de la gruta. Se puede admirar estalactitas y otras formaciones de roca. A 200 metros de la entrada se encuentra el Trono de Balam, que es una especie de altar donde los mayas celebraban algún tipo de ceremonia. Al centro de esta misma sala de siete metros de altura, se alza un gran pilar formado por la fusión de una estalactita con una estalagmita semejando una gran ceiba, llamada "La Ceiba sagrada que crece en el interior de la tierra". En el lugar fueron encontrados objetos ceremoniales de gran valor arqueológico, pueden ser admirados en el mismo sitio de su hallazgo. 

Celestun

A sólo 92 Km de Mérida, se encuentra uno de los puertos más pintorescos de la costa Yucateca, el cual cuenta con una gran cantidad de atractivos que vale la pena visita

En Celestún se pueden encontrar extensas playas plagadas de cocoteros. El mar es apacible y el agua clara. Las embarcaciones de los pescadores ofrecen una estampa típica de la costa Yucateca. El atardecer en Celestún es otro regalo de la naturaleza que hay que disfrutar. El antiguo faro inclinado, que se ubica cerca del muelle de pescadores, se mantiene firme; aún desafía las leyes de la física para asombro de los visitantes, que han encontrado en este vigía otro símbolo de Celestún.

Visita obligada al ir a Celestún son los manglares de la ría, los cuales representan las mayores zonas de anidación e hibernación del flamenco rosado en el país.

La zona de anidación de flamencos es un bello espectáculo natural: decenas de esbeltas aves alzan el vuelo para llenar el cielo de tonos rosa. Los lancheros afirman que diariamente hay en ese lugar unos cinco mil flamencos. Parte de la aventura son los paseos por el manglar. Las lanchas navegan a través de túneles naturales formados por el follaje de los árboles, arrullados por el trino de las aves.

El "ojo Baldiosera" es la mayor concentración de agua dulce dentro del manglar. Cuenta con pequeños muelles y pasajes por donde los visitantes pueden tener acceso al lugar. Las cristalinas, refrescantes aguas invitan al viajero a darse un chapuzón. Al otro lado de la ría se ubica el bosque petrificado, un espacio digno de la creatividad de un artista plástico: los árboles secos dan forma a imágenes surrealistas, caprichosas, donde el tiempo parece haberse detenido.

Sotuta de Peon

Hay una opción turística nueva en Yucatan. Esta opción nueva es la oportunidad de visitar Sotuta de Peón, una hacienda restaurada y funcionando.

Las haciendas de Yucatán son comparables con los ranchos de Texas, E.E.U.U. o las plantaciones de Nueva Orleáns o las fincas de Inglaterra.

A principios de los años de 1900 las haciendas eran la fuente del oro verde de Yucatan – el sisal. El sisal hizo millonarios a muchos Yucatecos. Con la segunda guerra mundial en 1940 y el invento de las fibras sintéticas, poco a poco se dejo de usar sisal, las haciendas perdieron su negocio y lentamente cayeron en pobreza.

A principios de 1990 un banquero de la ciudad de México compro varias haciendas que restauro y las convirtió en hoteles de gran turismo. Entonces algunos Yucatecos hicieron lo mismo con las haciendas que habían en la familia.

La Hacienda Sotuta de Peón es una de las haciendas recién restaurada por el Grupo Shangri-La que ya esta abierto al publico. Situado a 35 Km. – media hora al sur de Mérida, cerca de la Ruta de Conventos, esta hacienda ofrece al visitante la oportunidad de ver una hacienda en producción y además ver la grandeza y belleza de los edificios. Cuando visite la hacienda sentirá que ha regresado al pasado.

El tour empieza con un paseo a las plantaciones abordo de un camión jalado por mulas. Verá la casa principal, la casa Maya, los plantíos, la casa de maquinas con su pequeño museo. También tendrá el la oportunidad de bañarse en un cenote cristalino o en la alberca. Hay un restaurante para almorzar. Lleve su traje de baño.

Ruta de los Conventos

Más interesante que nunca, es una aventura intrigante que lleva un día entero. Un poco alejado, le llevará a conocer el

corazón de Yucatán, sus pueblos y ruinas mayas, conventos, iglesias, catedrales y templos coloniales, atrios y cenotes.

A 22 kilómetros de Kanasín se encuentra Acanceh (quejido de venado), donde usted verá una combinación interesante del pasado y presente. En la plaza central está la Gran Pirámide, una iglesia colonial y una moderna. A unas cuadras está el 'Templo de los Estucos', donde verá jeroglíficos. Para llegar pregunte y le indicarán el camino, está a unas cuatro cuadras.

Tecoh, a unos 8 kilómetros de distancia tiene un mercado, una iglesia y un convento dedicado a la Virgen de la Asunción. Construida sobre la base de una pirámide maya, la iglesia tiene cantidades de piedra labrada, un altar impresionante y muchas pinturas.

A continuación se encuentra Telchaquillo, un pueblo pequeño que tiene una iglesia muy austera y un cenote cristalino en la plaza, hay una escalinata para bajar.

El siguiente poblado es Tekit (30 KM), un pueblo próspero donde encontrará la parroquia de "San Antonio de Padua", un templo grande lleno de estatuas de santos en todos sus nichos. Parece un museo y el altar es muy sencillo.



El siguiente pueblo es uno pequeño de nombre Mama (7 KM). Conocido por la iglesia coronada con un campanario, la parte posterior del templo cuenta con un hermoso jardín, una noria y santos en cada nicho. El altar esta muy adornado. Se cree que ésta iglesia es la más antigua de la ruta.

A continuación en la ruta está Chumayel (9 KM) donde se encontró el "Chilam Balam", libro sagrado de los mayas. Cuatro kilómetros adelante está Teabo, conocido por sus vestidos y huipiles bordados y su impresionante templo del siglo XVII. Tipikal, el siguiente pueblo es chico, y su iglesia, austera.

El último y tal vez más importante punto de la Ruta de los Conventos es Maní (12 KM), donde encontrará una enorme iglesia, un convento y un museo con explicaciones en español, inglés, francés y maya. Es aquí donde Fray Diego de Landa ordenó la quema y destrucción de muchos documentos y estatuas mayas durante el movimiento franciscano para convertir a los indígenas al cristianismo. Se destruyeron unos 5,000 ídolos, 13 altares, 27 pergaminos en piel de venado y 197 vasijas de diferentes formas y tamaños. Al darse cuenta de su gran error, Fray Diego comenzó a escribir todo lo que podía recordar. Este documento se llama "Relación de Cosas de Yucatán". Hoy, Maní es un sitio religioso de mucha importancia.

Oxkintok

Zona Arqueológica en la región más occidental del Puuc, se caracteriza por la antigüedad de sus inscripciones calendáricas (475 y 487 d.C.), por sus columnas de piedra antropomorfas: sus guardianes, y sobre todo, por la particularidad de sus edificios más tempranos, como el Satunsat, conocido también como "el laberinto".

En el Satunsat , desde el mismo instante en que se entra al laberinto por su única puerta, al poniente, uno puede sentir el temor de perderse. Después de adentrarse por sus intrincados pasadizos y niveles, los arqueólogos localizaron una cámara mortuoria con los restos de uno de los grandes señores de Oxkintok.

Continuas intervenciones arqueológicas desde 1986 en diferentes conjuntos residenciales de Oxkintok, han dado lugar a hallazgos de singular significado para la historia de la ciudad: una estera de palma, o "pop" en maya, signo de poder y autoridad, se descubrió pintada en el suelo de uno de sus más antiguos edificios; éste tenia un dintel con una inscripción calendárica que lo sitúa en el año 487 d.C.

Mayapán

Esta hermosa y pacífica zona arqueológica se asemeja fuertemente a Chichén Itzá. Floreció alrededor del Período Postclásico y se considera una de las últimas grandes capitales mayas. Posee pinturas en la base de uno de sus templos. En el complejo resaltan estructuras circulares que se reconocen como observatorios y añaden belleza al conjunto.

En su auge, Mayapán albergó aproximadamente a 12,000 habitantes. El con conjunto arqueológico de edificaciones se extiende por cuatro kilómetros cuadrados y se cree que floreció alrededor del 1,200 al 1,450 d.C. en el Período Postclásico. Pinturas de Mayapán. Pese al paso del tiempo aún se puede observar el arte detallado que practicaran los habitantes de la ciudad.

Las partes bajas de uno de sus templos conservan detalladas secuencias de pinturas con sus colores originales. Mayapán, el pacífico sitio arqueológico. Posee un pequeño cenote llamado "Cenote Chen Mul" ubicado entre el "Templo del Cenote" y la "Sala de los Mascarones", localizados al final del complejo detrás del Castillo de Kukulcán. El sitio se encuentra aún bajo estudio y se desconoce mucho de su historia, sin embargo los hallazgos indican que la ciudad fue destruida, quemada y finalmente dejada en el abandono en la mitad del siglo XV.

Río Lagartos

Visitar Río Lagartos, es conocer la Reserva ecológica que la conforma; es observar la naturaleza a flor de piel y disfrutar del relajamiento único que solo este pueblo te ofrece.

Conocer Río Lagartos es encontrar el punto exacto entre la tranquilidad y la aventura, explorando sus ecosistemas diversos,sus bellas playas,el ojode agua; conocido por los pobladores como Chiquilá. Observa a través de un viaje en lancha, la colonia de flamencos, aves, cocodrilos y biodiversidad en flora y fauna.

Desde años, al igual que puertos cercanos, Río Lagartos guarda lo suyo, un toque mágico con diversión alternativa, haciéndonos olvidar simplemente de lo cotidiano de la ciudad.

Visitar el puerto no es una mala idea, al contrario, todo turista que llega a este lugar experimenta un choque de cultura y costumbres como cualquier otro pueblo maya, que bien debemos valorar pero que sabiendo respetar te hace vivir una nueva experiencia. Los paseos en lacha ofrecidos por los "lancheros" (como bien son conocidos) le proporcionan información importante acerca de la flora y fauna (dicha información ha sido proporcionada por personal calificado y encargado de proteger la biosfera).

Valladolid

A partir del año 1000 a.c. la población de la Península de Yucatán se incrementó posiblemente por migraciones provenientes del Golfo, de las tierras altas de Guatemala y el Salvador. De este período (preclásico medio o formativo medio), se tiene la primera evidencia arqueológica de asentamientos humanos en la zona de Valladolid. Se trata de materiales cerámicos en un sitio prehispánico de Pixoy, Yucatán. Zaci el hoy Valladolid, debe su nombre al patriarca Anhsaciual que el fanatismo o fe de su pueblo lo elevó a deidad, cuya imagen se difundía en forma de ídolos o mascarones en toda el área que correspondía a la ciudad. Al iniciarse la conquista de Yucatán, estaba dividido en 19 cacicazgos; Ekab, Chohuac-Há, Tazes , Cochuah, Chetumal, Akinchel, Campeche, Chacan, Zipatan, Acanul, Kimpech, Champoton, Tixchel, Acalan, Maní, Hocabal-Homum, Sotuta, Cozumel o Cuzamil, y Cupul, o Kupul.

FUNDACIÓN DE VALLADOLID
Después de recorrer parte del oriente, Francisco de Montejo "el sobrino" halló extenso terreno alrededor de una laguna a la que los naturales llamaban Chouac-Há, que significaba agua larga y que a los españoles les pareció el mejor lugar para establecer una población; por lo tanto, allí instaló Montejo su campamento. Este sitio seria la base de operaciones para someter a los cupules y dominar su capital, Zacihual que significa "Gavilán blanco" ave carnívora que simboliza las cualidades bélicas de esa comunidad. Para los españoles era importante acabar con la rebeldía de Zaci, pues con ellos se lograría la rebeldía de un gran número de pueblos que reconocían la autoridad de su batalla. No existe un relato de cómo cayó al fin Zaci. Vencida Zaci y su amplia zona de influencia, el 23 de mayo de 1543 Montejo el sobrino, fundó en Chouac-há la villa a la que llamó Valladolid, como homenaje a la ciudad castellana del mismo nombre. De inmediato procedió al nombramiento de las primeras autoridades.

Hacienda Yaxcopoil

La Hacienda Yaxcopoil se fundó en el siglo XVII. Su nombre significa en la lengua maya "lugar de los álamos verdes". La hacienda reúne en su historia los tres grandes periodos del Yucatán de ayer, la vida prehispánica, la colonial y el auge henequenero de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Con más de once mil hectáreas de terreno en su época de mayor esplendor, Yaxcopoil fue considerada una de las fincas rústicas más importantes por su tamaño y magnificencia, tanto en el ramo ganadero como en el henequenero. No obstante con el paso del tiempo y con los continuos procesos de cambio político, social y económico en la región, su extensión se vio reducida a menos del 3% de su antigua superficie.

En la actualidad la hacienda está convertida en un parador y museo de carácter privado, que procura mostrar con la mayor veracidad y sencillez, los espacios y mobiliarios que se acostumbraba a usar en las épocas de esplendor.La casa principal de amplios salones, altos techos, y espaciosos corredores, está rodeada de extensos jardines con una gama infinita de colorido y vegetación exuberante, que nos sitúan en un ambiente único e incomparable. Todavía cuenta con los muebles europeos originales que le confieren el ambiente de la época.

El salón principal está presidido por dos óleos: Don Donaciano García Rejón Mazó y su esposa Mónica Galera Encalada, quienes en 1864 adquirieron la hacienda. A partir de entonces la propiedad fue pasando de padres a hijos hasta su actual propietario, descendiente de aquellos.

En la oficina se guardan libros, planos, documentos y otras colecciones de la época de la administración de la hacienda.En la capilla se conserva un óleo de la época colonial. Allí se venera la imagen de su santo patrono, San Gerónimo de Yaxcopoil. El comedor y la cocina, ambas con un precioso y fino mobiliario que refleja la excelente manera de vida doméstica y campirana.En la huerta se encuentra la piscina con sus vestidores, el tanque de riego y la noria con su motor y bombas Americanas de principios del siglo XX, que siguen trabajando extrayendo el agua para el uso cotidiano.

Del período prehispánico, Yaxcopoil conserva en sus montes, ruinas mayas formadas por numerosas estructuras piramidales, teniendo las seis principales una altura que varia entre 6 y 20 metros, una cancha para el juego de pelota y estelas menores que se encuentran en un área aproximada de 8 kilómetros cuadrados.

Uno de los salones, el llamado "Cuarto Maya", se ha convertido en un pequeño museo que reúne numerosas vasijas, esculturas y otras reliquias arqueológicas del período clásico (250-900 DC) hallados en las ruinas mayas de Yaxcopoil. En la planta desfibradora de henequén muestra vestigios de los primeros motores y máquinas del siglo XIX para el proceso agrícola e industrial. En el cuarto de máquinas se conserva en buenas condiciones un motor diesel alemán con 100 HP de potencia marca Körting (Hannover) de 1913, el cual se utilizó hasta 1984 cuando la producción de fibra de henequén en la hacienda concluyó, después de más de un siglo. El taller y las bodegas los cuales son construcciones que tienen fachadas bellamente decoradas al estilo neoclásico columnas con cuatro esculturas de mujeres representando las estaciones del año. Al otro extremo de la manga al frente del cuarto de máquinas, se puede ver otros edificios que antaño formaron parte de la hacienda y que funcionaron como la escuela, hospital y tienda. Debido a sus edificios de clásico estilo rural, Yaxcopoil es, sin duda alguna, la finca henequénera más conocida en la región, ya que su casa principal y planta han servido de escenario para filmaciones de varias películas y programas para la televisión.

Cenote Dzinup ó X'Kekén

Localizado a 7 KM al suroeste de Valladolid, este cenote está dentro de una cámara subterránea. Puede observar formaciones de estalactitas, aguas de vivo color turquesa e iluminadas por la luz natural que penetra a través de un hueco en la parte central de la bóveda. El agua es poco profunda y es tan limpia y clara que se observan los peces. Se puede nadar. Abierto de 7:00 a 17:00 horas.

Reserva Punta Laguna

Escondido en la selva donde Yucatán llega al estado vecino de Quintana Roo cerca de la costa del Golfo, está Punta Laguna, un pueblo pequeño Maya donde los gallos y los puercos tienen el derecho de paso y el humo de las mujeres haciendo tortillas sobre una flama abierta filtra por los techos de paja de sus casas. Recorridos guiados por algunas de las sendas de la selva revelan muchas plantas y animales exóticos, y también ruinas pre-hispánicas parcialmente enterradas.

Junto con cuatro otros pueblos, Punta Laguna es parte de una reserva de naturaleza de 5000 hectáreas protegido por el gobierno que se llama Ma'ax Yetel Kooh, Maya para "casa del mono araña y el jaguar." Además del especie único de mono araña que habita en el área, la reserva también es hogar de monos aulladores, pumas, coatís, y varias aves. El pueblo fué establecido en los 1930s por un hombre Maya que se llama Ignacio Canal, y sus dos hijos y sus familias siguen viviendo allí hoy. Cerca de la calle principal hay una escuela de un cuarto donde los niños estudian hasta sexto año, aprendiendo español y Maya. Muchos de los lugareños han pasado sus vidas enteras en Punta Laguna y sus alrededores, y nunca han visitado a ciudades más grandes como Valladolid o Mérida. Solo en años recientes ha llegado la electricidad, con paneles solares permitiendo la mayoría de los hogares usar un solo foco en las noches y de vez en cuando una televisión.

Cenote Yokdzonot

Abierto todos los días de 9 am a 5 pm (8 am a 6 pm durante vacaciones). Se puede rentar chalecos salvavidas y equipo para snorkel. Si tiene deseo por la aventura, puede rentar una bicicleta de montaña y ver otros cenotes. Un guía le puede llevar, el viaje dura dos horas.

La cocina es muy limpia y ofrece excelente (no cara) comida yucateca. Una orden de cuatro salbutes o panuchos cuesta 30 pesos, y empanadas de pollo o queso también cuestan 30 pesos. Sopes cuestan 40 pesos, y poc-chuc o pollo a la parrilla cuestan 50 pesos. También ofrecen sopa de lima todos los días. Nuevos planes incluyen la construcción algunas palapas para que familia s puedan colgar sus hamacas y pasar un día tranquilo con la naturaleza, nadando en un cenote que es refrescante, vigorizante, rejuveneciente, y una manera espiritualmente excelente para refrescarse del calor yucateco. Puede pasar el día aquí o combinarlo con la visita a Chichén Itzá. Nadar después de visitar la zona arqueológica le hará sentirse como nuevo.

Uaymitún

A 52 kilómetros de la Ciudad de Mérida, sobre la carretera costera Uaymitún – Telchac, hay un mirador de tres niveles para admirar una colonia de flamencos y otras aves de la fauna local que habitan en el área. En medio de los hermosos colores rosas y azules de la ciénega se puede observar con gran tranquilidad un atardecer de inigualable belleza entre las abundantes plantas acuáticas y el manglar.

A escasos kilómetros se ubica el pintoresco puerto de Chicxulub, donde hace varios millones de años impactó con la tierra un gran meteorito que, entre otras cosas, provocó la desaparición de los dinosaurios y otras especies prehistóricas por lo que actualmente es punto de estudios de investigadores y científicos de todo el mundo.

Cenote San Ignacio

Existen dos tipos de cenotes: a cielo abierto como el de Chichen Itzá y subterráneos o en gruta como el Cenote San Ignacio.

Esta clasificación está relacionada con la edad del cenote, siendo los cenotes maduros los que se encuentran completamente abiertos y los más jóvenes los que todavía conservan su cúpula intacta. El cenote San Ignacio, es una hermosa obra de la naturaleza, es un cenote joven ya que cuenta con una magna cúpula. La bóveda tiene un orificio en la parte más alta por donde se filtran los rayos del sol y proporciona un ambiente único y mágico en la parte interna. Por la protección de la gruta, la temperatura promedio del agua es de 28° C

El interior de la gruta esta formado por un gran maciso de roca que carece de tierra y sedimento creándole condiciones de mucha seguridad. En el interior del Cenote existe un efecto térmico inverso a la temperatura de la superficie, en los meses de noviembre a febrero en los que existen días con temperaturas de 16°C, en el interior de la gruta la temperatura es de 28°C y el resto del año en el que tenemos temperaturas superiores a 40° C el interior de la gruta mantiene los 28 °C.

El cenote mide 38 metros de largo x 20 metros de ancho con una profundidad máxima de 6 metros, (el área profunda es solo el 20% de las dimensiones del cenote), en tanto que la zona baja tiene una profundidad de 1.4 metros a 40 centímetros, que lo convierte en un gran “jacuzzy” natural. Cuenta con sistema de iluminación artificial y ventilación que elimina la humedad y renueva el aire del interior de la gruta. Aunado al hermoso contexto natural, el Cenote San Ignacio cuenta con una acogedora infraestructura que incluye un amplio restaurante con los más exquisitos platillos de la gastronomía yucateca, baños, vestidores, regaderas, camastros, soleadero, renta de hamacas, chapoteadero, juegos infantiles, establo y atractivos rincones donde conviven la magia ancestral y la naturaleza endémica de flora y fauna.

Cenote Xocempich

En la foto principal de este artículo, se puede apreciar uno de los cenotes del Rancho Xocempich, una propiedad accesible sólo a los clientes de Tony Perez. El Rancho Xocempich está ubicado a 20 minutos de Chichén Itzá. El rancho está restaurado y habilitado para recibir al viajero y brindarle todas las comodidades que distinguen su servicio.

Mientras su coche privado se acerca al rancho, usted no tiene ninguna idea de lo que le espera. Dando una vuelta, lo primero que nota son dos mujeres Mayas, vestidas en huipiles, sentadas bajo los árboles, cocinando tortillas hechas a mano. Cuando sale del coche, y sus sentidos comprenden la paz y tranquilidad del sitio, nota una mesa rústica preparada con todo lo que necesitará para su banquete, bajo la sombra de los árboles gigantes con aves cantando alrededor. Antes de tomar un paso, otra mujer Maya vestida en huipil le da la bienvenida con una bandeja de toallitas frías mojadas y aromatizadas con hierbabuena, para refrescar la cara y las manos.  

Eco Museo del Cacao

Hay uno en Paris. Hay uno en Brujas. Hay uno en Praga. Y... ahora hay uno en Yucatán. Y...¿qué es esto? ¡Un museo de chocolate!!

Como se sabe, fueron los Mayas y Aztecas quienes descubrieron el chocolate hace 3,000 años. Qué mejor lugar para tener una plantación y un museo de cacao que aquí en el corazón de la región Maya de la Ruta Puuc de Yucatán, a sólo 90 minutos de la ciudad de Mérida.

Las instalaciones fueron inauguradas el 5 de julio con la presencia del inversionista belga Sr. Eddy Van Belle y dos chocolateros belgas, Master Chocolatero Dominique Persoone y chocolatero Mathieu Brees. Mathieu tiene tres chocolaterías en Mérida.

En este museo temático, verá la relación de los Mayas con el cacao, los jeroglíficos para el cacao, cómo incluían el cacao en sus dibujos, cómo lo desarrollaron y cómo se dio a conocer por todo el mundo con la llegada de los conquistadores. Y... para terminar la visita con broche de oro... ¡lo probará!

Una serie de casas Mayas típicas con techos de palma albergan el museo con un tema de chocolate en cada casita. La primera casita ofrece a los visitantes un primer vistazo de la cultura Maya y el cacao – la relación con sus dioses y sus ritos ceremoniales con este ingrediente sagrado. Siguiendo el camino de piedra, llegará a la segunda casa Maya donde verá como vivían los Mayas, verá utensilios originales, y la recreación de un entierro Maya donde se ve las mazorcas de cacao como ofrenda a sus dioses. Afuera de la casita está la típica cocina, un jardín de orquídeas silvestres, y un área de abejas sin aguja – las famosas meliposas que son clave en el proceso del crecimiento de cacao. En la última casa Maya verá como tuestan las semillas de cacao y después las muelen, las vuelven a moler y después las muelen de nuevo para formar una pasta que se convertirá en una bebida de chocolate divino – hecho especialmente para usted. Y, para personalizarlo aun más, puede añadir vainilla, azúcar, chile, achiote, o pimienta.

La última parada en el paseo del museo es la terraza con la cafetería y área de juegos infantiles. Aquí puede se parar, relajar y gozar del ambiente de la jungla – su flora y su fauna. Para que crezcan los árboles de cacao, se necesita sombra, lo cual asegura que el paseo es placentero bajo la sombra de los grandes árboles de Yucatán.

 

Espeleobuceo

Aventura, emoción, misterio encierra este indescriptible y único mundo subacuatico que hay en los cenotes, paraíso para amantes del buceo y la naturaleza. Estas maravillas naturales y sitios sagrados de los Mayas , son ríos subterráneos con cuevas y cavernas para bucear entre sus aguas de incomparable transparencia, admire impresionantes formaciones pétreas y diferentes profundidades. Los cenotes que buceamos están en la península de Yucatán (2,550 registrados)

* Una inmersión en un magnifico cenote

* Guía certificado en buceo en cavernas (Caver-Dive master) y conocimientos en rescate y primeros auxilios

* Apoyo con gente en superficie y terrestre

* Equipo de rescate Cuerdas mosquetones y equipo de rapel (en su caso)

* Equipo completo de buceo: Tanque, cinturón de plomos y plomos, de requerir equipo adicional (enviar medidas y tallas)

* En el caso del Tour de Snorkel incluye:( visor , snorkel y chaleco salvavidas en su caso)

* Bebidas no alcohólicas y botanas

* Comida en restaurante típico de la Zona: (Entrada, sopa, plato fuerte, fruta de postre y refresco)

* Contamos con Oxigeno, botiquín primeros auxilios etc.

* Cuotas de entrada

* Conocimientos nuevos y mucha diversión !!

* Seguro de aventura AMTAVE (opcional $50.00 Por persona) De requerirlo proporcionar Fecha de nacimiento) Xocempich

Requerimientos:

* Certificado de buceo de alguna asociación a nivel mundial(Indispensable) (Para el tour de snorkel no se necesita Certificado)

* Preferentemente con mas 15 inmersiones bitacoradas

* Mínimo 2 buzos, máximo 8

* Mínimo 3 Snorkel

* Precio sujeto a cambios

* Proveer las medidas del cuerpo para el equipo (chaleco)