HUASTECA POTOSINA





Empezando el recorrido del Sureste, encontramos el estado en donde a nuestro juicio, se encuentra la mejor cocina Mexicana y es Puebla. Sus chalupas, cemitas, chiles en nogada, pipianes t demás platillos han colaborado a que la UNESCO la considere como un bien intangible Patrimonio de la Humanidad. La bella Angelópolis es un ejemplo viviente de una hermosa ciudad colonial y cuya biblioteca Palafoxiana es digna de admiración. Cholula y sis 365 iglesias, junto con Cuetzálan, froman parte de los “pueblos mágicos” de México
Un estado pequeño en territorio, pero enorme turísticamente hablando es Tlaxcala, la bella capital, Huamantla, y los tesoros arqueológicos de Cacaxtla y Xochitécatl.
Unos de los estados más extensos longitudinalmente hablando es Veracruz,

asentamiento de la cultura madre “Olmeca” y cuya cultura Totonaca nos dejó el hermoso Tajin para que nos regocijemos con su bella arquitectura. Los apacibles pueblos de Catemaco, Coatepec y Tlacotalpan nos llenan de música el corazón. La hermosa ciudad Veracruzana, llena de historia y cuyo puerto ha enlazado desde tiempo atrás a México y el mundo. Por último sin quitar el dedo del renglón de las bellezas naturales y deportes extremos que se pueden practicar en este destino
El estado de Tabasco, el estado más húmedo de México, es el territorio a donde más al Oeste se encontraron yacimientos de la cultura Maya, como lo es en Comalcalco. En Villahermosa se encuentra el interesante parque-museo la Venta con cabezas colosales de la Cultura Olmeca.







Huasteca Potosina

Estos recorridos ofrecen una opción diferente de lo que está uno acostumbrado donde encontraras desde las Cascadas más impresionantes del país, abismos naturales con profundidades de hasta 500 metros, deportes de aventura, nuevos hallazgos en arqueología que reescriben la historia, paisajes increíbles y hasta un Jardín con arte surrealista enclavado en la Selva…!!! Construido por el excéntrico Inglés Sir Edward James.

La experiencia que te ofrecemos es recorrer los destinos, no solo como espectador de la naturaleza, sino como un explorador que descubre cada lugar a su manera y lo vive al máximo.

Cascada de Tamasopo

El paisaje que ofrece aquí la Sierra Madre Oriental es bellísimo, con montañas cubiertas por vegetación y cruzadas por ríos que forman cascadas y pozas. Son un conjunto de tres cascadas con una caída de 20 mts. Que al caer se forman pozas hasta de 5 mts. de profundidad, con una zona de playitas. Dentro de este balneario natural se encuentran establecimientos donde se puede disfrutar de una comida sencilla preparada por los mismos lugareños (comida por su cuenta).

Puente de Dios

Precioso balneario natural, en este lugar la fuerza del agua del río Tamasopo ha erosionado la piedra entre dos cerros formando un puente de roca natural, el río también cavó una gran poza natural honda y casi circular, con las paredes cubiertas de vegetación, el agua es de color azul intenso. Se encuentra en el fondo de una barranca al pie de la comunidad de El Cafetal.

Cueva del Agua

Una preciosa caverna inundada llamada La Cueva Del Agua. Se llega desde el poblado de Tanchachin donde nos embarcaremos en pangas con un recorrido río arriba de dos horas por el río Tampaón.

Cascada de Tamul

Es la cascada más grande e impresionante del estado, joya máxima de toda la huasteca. Con un estruendo que retumba por los montes a mucha distancia, el río gallinas se desploma desde 105 metros de altura para caer sobre el río Santa María, que apartir de entonces se llama Tampaón, originando la espectacular catarata; esta llega a tener una anchura de 300 metros. En una cañada de dos altas paredes rocosas cubiertas de vegetación.

Sótano de las Golondrinas

El Sótano de las Golondrinas se podría ubicar entre el quinto o sexto lugar en el mundo y el segundo en nuestro territorio. Inmerso en la densa vegetación de la Huasteca Potosina, Golondrinas es un abismo de 376 m de hondura totalmente vertical, aunque su profundidad absoluta alcanza los 512 metros. Su boca es circular y tiene un diámetro de 60 metros; de ahí arranca el pozo y, a medida que desciende, el diámetro se ensancha hasta alcanzar en el fondo los 300 metros. Aunado a lo portentoso de esta cavidad se halla otro aspecto no menos maravilloso: en su interior viven miles y miles de aves, las cuales, al salir, inundan el cielo con su presencia y rompen el silencio con su algarabía. Se trata de vencejos y pericos que anidan en las paredes interiores de la cavidad. Los lugareños llaman a los vencejos “golondrinas”, y de ahí el nombre del pozo.

Jardín de Edward James

Su atractivo son sus jardines, refugio surrealista que ostentan soberbios bambúes de concreto, puertas y escaleras que no van a ningún lado. Las Pozas hacen que este jardín realce su belleza arquitectónica y natural.