CHIAPAS





Otro de los estados emblemáticos del país. En este destino la gran cultura indígena que hay por la gran variedad de etnias, la diversidad geológica que nos regala montañas, selvas, lagos, cascadas así como el inicio de hermosos asentamientos Mayas hacen de Chiapas la joya de la corona llena de enigmas y misticismo.
Hermosos escenarios como las lagunas de Montebello, las cascadas de Agua Azul y las Nubes, la biosfera de los Montes Azules, centros ecoturísticos como Lacanjá y Las Guacamayas, el impresionante Cañón del Sumidero, la cascada de Misol-ha y el Chiflón, así como la Sima de las Cotorras te quitarán el aliento.

Sus hermosos y a la vez enigmáticos pueblos como San Cristóbal de las Casas, Mitontic, San Juan Chamula, Comitán y Zinacantán son merecedores de escalas obligadas y que invitan al visitante a explorar y adentrarse en ese mundo desconocido indígena.
La arqueología Maya dejada en Izapa, Chinkultic, Toniná, Yaxchilán, Tenam Puente, los frescos de Bonampak y sin lugar a dudas Palenque en cuto Templo de las Inscripciones fue encontrada la tumba del Rey Pakal, despiertan ese pequeño arqueólogo que todos tenemos dentro.







Cañón del Sumidero

En el embarcadero de Chiapa de Corzo o en el de Cahuaré, un balneario a orillas del río, se abordan las lanchas que realiza el recorrido por el cañón. Es un viaje por uno de los lugares más espectaculares de México y de profundo significado para los chiapanecos. Aparece en el escudo de Chiapas pues fue escenario de la batalla entre españoles y chiapanecas que dio origen a la leyenda que cuenta que los indígenas prefirieron lanzarse a las profundidades del cañón antes de ser sojuzgados por los invasores. El triunfo Español motivó que Carlos V otorgara a la capital de la provincia, la actual San Cristóbal, el escudo que ahora pertenece a todo el Estado. Recorrer el cañón requiere un atento sentido de observación pues el interés no sólo reside en la formación geológica sino también en la fauna, la flora y la arqueología. Desde el punto de vista geológico, se trata de una serie de fosas que a partir de su apertura original, en el agua a erosionado con el paso del tiempo. Su forma actual se empezó a modelar hace por lo menos 12 millones de años.

A lo largo del Sumidero, es posible apreciar los estratos sedimentarios que constituyen sus paredes, las cuevas y las cascadas que se han marcado su forma pétrea derivada de la disolución de las calizas. La mayoría de las cascadas son temporales; entre ellas destaca la conocida como "Arbol de Navidad".

La vegetación es riquísima y varía según las condiciones de humedad, exposición al sol y tipos de suelo. En cuanto a la fauna, son abundantes las aves pero también se puede llegar a observar algunos ejemplares de monos y cocodrilos. A la entrada del cañón, escondidos entre los árboles, yacen los restos de un centro ceremonial chiapaneca, tal vez dedicado a Mandanda, la diosa del agua, que posiblemente fue uno de los escenarios de la conquista.

Hay versiones diferentes acerca de las dimensiones del cañón. En el caso de su longitud, varían de 13 a 22 km, en función de lo que se tome como punto inicial y final. Lo mismo ocurre con su anchura, que va de los 200m al nivel del agua a los 2 km en la parte más alta. Más controvertida es la altura máxima, que según los libro varían entre 700 y 1400 m. Después de la construcción de la presa Manuel moreno Torres y el aumento consecuente del nivel de las aguas, se puede afirmar que la altura máxima de las paredes difícilmente sobre pasas los 800 m.

Chiapa de Corzo

Ciudad histórica situada en la margen derecha del río Grande o Grijalva, a 14 km de Tuxtla Gutiérrez. La estrategia posición en el cruce del río en el punto de encuentro en la depresión central con los Altos, propició un poblamiento temprano que se remota a 1400 a.C Un grupo de filiación otomague, los chiapanecas, llegó el lugar hacia el año 1000, sojuzgando a sus vecinos. Con ellos tuvieron contacto los españoles, primero en 1524, cuando llego la expedición de Luis Marín, y luego en 1528, con la entrada conquistadora de Diego de Mazariegos. Después de la Conquista, Chiapa se convirtió en una encomienda y más tarde en una dependencia directa de la corona española, por lo que recibió el de Chiapa de la Real Corona. En 1821 se unió al movimiento independentista iniciando en Comitán y fue teatro durante el siglo XIX de las grandes luchas entre liberales y conservadores. La batalla del 21 de octubre de 1863, fue una decisiva para el triunfo de la Reforma en Chiapas. Era el tiempo del gobierno de Angel Albino Corzo, en cuyo honor Chiapas lleva su apellido.

San Cristóbal de las Casas

Enclavada en una hermosa zona de la meseta conocida como San Cristóbal y que forma parte de las montañas del norte de Chiapas, se encuentra San Cristóbal de las Casas. Hacia. En el trayecto de un viaje que Diego de Mazariegos efectuaba entre la región de los Llanos y Chiapa, funda allí el 31 de marzo de 1528, la población de Ciudad Real, llamándola así en memoria de su ciudad natal en España.

Más de 400 años debieron transcurrir para que aquel antiguo asentamiento cambiara su nombre por el de San Cristóbal de las Casas, en honor de fray Bartolomé de las Casas por su extraordinaria labor en defensa de los indígenas. Hoy día la ciudad de San Cristóbal de las Casas es una de las más bellas y originales de la región de los Altos de Chiapas, aspecto al que hay que agregar la evocadora imagen colonial que ha conservado al paso de los siglos. Porque amén de ello, cuenta además con una vida cotidiana que casi pudiéramos llamar tradicional, con su mercado y su gente e infinidad de indígenas con sus coloridas vestimentas, provenientes de distintas comunidades y que llegan al sitio a vender o intercambiar sus productos.

La antigua y rescatada vida colonial de San Cristóbal dejó en ella importantes testimonios culturales, principalmente en obras arquitectónicas de incalculable valor histórico y artístico. Así podemos mencionar su Catedral, ubicada en la actual calle 20 de Noviembre, que fue construida hacia la segunda mitad del siglo XVII, que muestra una bella portada de estilo barroco sobrio, que a decir de los estudiosos corresponde ya a las tendencias artísticas del siguiente siglo, aparte de encontrarse más emparentado con algunos estilos regionales de la zona de Guatemala.

Otro de los conjuntos que constituyen parte fundamental de la historia arquitectónica de San Cristóbal, es el templo y exconvento de Santo Domingo, ubicado en el antiguo barrio del Cerrito; la erección del conjunto data de 1547, aunque hasta dos años después se empezó su construcción dirigida por fray Pedro de la Cruz. En el siglo XVII el templo fue reacondicionado, principalmente su fachada que es de estilo barroco en su modalidad salomónica. Su interior es de los más ricos de la ciudad, pues se encuentra ornamentado con retablos de muy buena factura y un bellísimo púlpito tallado sobre madera.

San Juan Chamula

Tres barrios conforman este centro ceremonial tzotzil, distante 10 km de San Cristóbal de Las Casas, situado en un valle escogido, según la tradición, por el propio San Juan. No solamente los cerros marcan los espacios sagrados sino también las cruces, cuyo profundo significado mezcla la tradición cristiana con las raíces prehispánicas. Las ruinas de San Sebastián se encuentra a la entrada del camino que conduce a la plaza, sede de las autoridades , del mercado y de la iglesia, separada ésta del mundo profano por un amplio atrio bardado. De construcción colonial, es ya valiosa por sus elementos arquitectónicos, entre los que sobresale su gran ventana abocinada, sin embargo, debe su fama a la atmósfera mágica de su interior. En ella, los chamulas participan de rituales sincréticos con una devoción y solemnidad únicas. Las creencias están influidas por las prácticas introducidas por lo evangelizadores del siglo XVI, adaptadas a tradiciones religiosas más antiguas, para que éstas pudieran sobrevivir.

San Juan Chamula fue el principal escenario de la guerra de Castas de 1869, recreada en el Oficio de Tinieblas de Rosario Castellanos.

Zinacantán

Siguiendo la carretera Panamericana, a 18 km de San Cristóbal de Las Casas, la comunidad de Navenchauc, dependiente de Zinacantán, yace en el fondo de un valle rodeado de un relieve típicamente calcáreo. Sus casas, sus huertas y sus invernaderos comparten el escenario con un llano colmado por las lluvias durante buena parte del año y convertido entonces en una laguna, a causa de las dificultades de desagüe de este valle cársico.

De aquí se retorna hacia San Cristóbal para tomar la carretera _ Zin_cantán, que es un pueblo tzotzil, a 10 km de la ciudad. El camino que conduce a él, pasa por la labor de Esquipulas, bello ejemplo de la arquitectura rural de los Altos donde se firmó en 1869 la tregua de la guerra de Castas. Prosigue bordeando los pies del cerro Huitepec, donde se ha constituido una reserva ecológica con senderos para apreciar la flora y la fauna propinas de las regiones templadas de Chiapas.

En Zinacantán los espacios sagrados están marcados por los cerros que rodean el pequeño valle y el conjunto formado por la iglesia San Lorenzo, de origen colonial pero remodelada a principios de siglo según el gusto del neoclásico sancristobalence, y las capillas de Esquipulas y San Sebastián.

Amatenango del Valle

El pueblo de las alfareras, llamado en su lengua Toz'ontajal, se localiza sobre una pequeña elevación que domina un fértil valle cubierto de cultivos, a 37Km de San Cristóbal de las Casas. La iglesia colonial domina al caserío tradicional y a las huertas de esta comunidad tzeltal, célebre pro las piezas de barro que las artesanas modelan a mano y luego cuece con leña a cielo abierto, evidenciando con esta técnica un fuerte ascendente prehispánico. Ollas, cántaros, tinajas, macetas y figuras zoomorfas son los productos de esta antigua tradición que evoca en el acto de mezclar tierra y agua, modelar el barro, secarlo y quemarlo, el primigenio acto de creación en la cosmovisión maya.

El Chiflón

Rodeada de un valle de cañaverales, montañas y selva; se encuentran Las Cascadas El Chiflón, bellísima cortina de agua, formada por el río San Vicente que abren estanques de color turquesa ideales para la natación, en este lugar existe la infraestructura necesaria para un buen día de campo. En Tzimol, a 30 minutos de Comitán, las cascadas El chiflón pintan de azul pálido y blanco la selva y valles que rodean este espacio natural. Tres pisos de agua se alcanzan a través de un sendero, salpicado de varios miradores que son un espacio de contemplación y respiro para continuar cuesta arriba.

De abajo hacia arriba, el suspiro mide 10 metros, 25 el ala de ángel y casi tan alta como la torre latino, velo de novia tiene una caída de 120 metros.

Cabañas de hospedaje permiten el contacto con el medio natural, bosque, selva y valle que cobija a venados, armadillos e iguanas que pocas veces se pueden ver.

Chinkultic

Chinkultic en maya significa "Pozo Escalonado", y su cronología se conoce gracias a estudios realizados sobre su alfarería recobrada en una sección del sitio. Su periodo de florecimiento se ubica durante el maya Clásico y fue mencionado por vez primera por el sabio alemán Eduardo Seler, cuando hizo una visita al lugar a fines del siglo XIX.

Chinkultic puede describirse fielmente, de acuerdo a lo que escribió el investigador Enrique Juan Palacios, cuando en 1926, realizó un recorrido por la zona y percibió la importancia del lugar y el encanto del paisaje:..."difícil dar con un sitio igualmente poético y evocador. La soledad del rumbo; el miraje divino del lago; las islas con altos peñascos donde vienen a abatirse las garzas; las riberas saturadas de ensueño; los bosques espesos... Ambiente de misterio!. La vida del remoto ayer, tan rica de palpitaciones, diriase que despierta de improviso..." En Chinkultic puede apreciarse el extraordinario trabajo que realizaron los mayas en cantera; muestra de ello es la Gran Plataforma en la que la calidad en los cortes de piedra es extraordinaria.

Chiapas es un Estado que se localiza al sureste de la República Mexicana, colindando con Veracruz, Tabasco, Oaxaca, el Océano Pacífico y la República de Guatemala. De Tuxtla Gutiérrez, Capital del Estado de Chiapas, a la que puede llegar por vía aérea ó terrestre, tome la carretera que conduce a Comitán de Domínguez; 12 kms. adelante de esta ciudad, con rumbo a Ciudad Cuauhtémoc, se encuentra la carretera que lo llevará directamente a los Lagos de Montebello.

Lagos de Montebello

Los lagos son cadenas de antiguos cenotes que el tiempo ha formado gracias a la disolución de las rocas. Anteriormente, la región perteneció a una antigua hacienda cuyo nombre se hacía extensivo a una gran variedad de tierras que luego se seccionaron en fincas, las que a su vez fueron reagrupadas en colonias agrarias a partir de la época Cardenista. Debido a la importancia y belleza del lugar, y con la finalidad de proteger la flora y fauna existentes, fue decretada desde 1959 como parque nacional, convirtiéndose así en el primero creado en el Estado de Chiapas.

ACTIVIDADES
El Parque Nacional Lagos de Montebello es uno de los lugares ideales para practicar la fotografía, el excursionismo, el campismo y otras actividades al aire libre; con precaución, podrá practicar la natación en algunos lagos.

RECOMENDACIONES
Cinco de las lagunas son accesibles por la carretera asfaltada por donde se llega a la zona, las demás están comunicadas por caminos de terracería por lo que no se recomienda su visita a éstas durante la temporada de lluvias; de igual forma, en la misma época no se aprecian en todo su esplendor, las tonalidades de sus aguas.

DESCRIPCION
Montebello conforma la zona lacustre más bella de todo México y debe su fama a las diferentes tonalidades de los colores de sus aguas, mismas que se deben a varios factores como son: tipos del suelo del fondo, la vegetación y la refracción de la luz, y que van del azul pálido pasando por el violeta, el esmeralda y el turquesa. Así, cuando se admiran algunas de las más de 50 lagunas y lagos que existen, es comprensible en toda su magnitud, cuán pródiga y generosa ha sido la naturaleza con nuestro Estado. Conjuntamente con ellas, también forman parte de este parque nacional, una superficie de más de 7,000 hectáreas de pinares, bosques de encino y selva, que comparten su espacio con una gran variedad de orquídeas, helechos y gran diversidad de fauna, lográndose de esta forma un espléndido panorama que por ningún motivo debe se perderse cuando visite Chiapas.

Las Nubes

En los alrededores de Las Nubes se aprecia un paisaje cerril con fuertes pendientes, que hacen imposible su uso con fines agrícolas y habitacionales, pero que proporcionan un escenario de gran belleza para los visitantes. Destaca tambien el río Santo Domingo que constituye un atractivo único debido a su coloración y a las formaciones rocosas que en él existen, así como las cascadas; aunque las áreas para ser dedicadas a balneario son pequeñas. Existen diversas variedades de flores: begonias, orquídeas, flor de mayo y gigantescos árboles característicos de la selva tropical. De igual forma podemos encontrar aves como el tucán, patos de agua, garzas y el martín pescador, sólo por mencionar algunas variedades.

Los paisajes que puedes disfrutar en Las Nubes son únicos y muestran la belleza natural del río Santo Domingo que cruza la región selvática. En temporada de estiaje se presenta la coloración característica verde azul en las aguas del río Santo Domingo y la cascada que se encuentra justo frente al sitio ecoturístico da realce a este lugar.

Las Guacamayas

A 252 kms, de Palenque, por la carretera Fronteriza del Sur 210 kms. Pavimentados, 42 de terrecería. Realice un grandioso recorrido por una reserva natural hermosa de 1200 hectáreas de selva que le darán la oportunidad de conocer, en su hábitat natural, especies como el Mono Saraguato, La Guacamaya Roja, el Venado Cola Blanca, el Tucán y el Gavilán Nevado.

Recorra en lancha de motor o ínflale, la magnificencia del río Lacantún. Observe el increíble Paso del Diablo y la unión de dos ríos cuyas corrientes no se mezclan y conservan su coloración original: un azul intenso y otra verde esmeralda. Paralelas recorren un mismo cauce. Capte la anidación de la Guacamaya Roja, el cuidado que da a sus crías el mono Saraguato, el colorido intenso del Tucán o los movimientos sinuosos de la nauyaca.

Palenque

Este es uno de los sitios más importantes del país por su especial ubicación y su historia cultural que es prácticamente única. Se sabe que en el lugar existió una aldea agrícola hacia el año 100 a.C. que evolucionó gradualmente hasta convertirse en una ciudad que gobernó una extensa área de la cuenca del río Usumacinta, con un periodo de esplendor que ocurrió entre los años 600 y 900 d.C. Hoy día, el sitio ofrece al visitante una excelente muestra de la lograda arquitectura y escultura maya que se manifiestan en los edificios como el famoso Templo de las Inscripciones, que fuera la última morada del poderoso rey Pakal; el magnífico Palacio con su torre y estucos; el Grupo del Norte; el Templo del Conde y el grupo de los Templos de la Cruz, de la Cruz Foliada, el Templo XIV y el Templo del Sol, que aún guardan algunos secretos para los investigadores.

Templo de las inscripciones.
Se trata de un templo sobre una pirámide escalonada localizada en el costado oriental. Tiene este nombre por tres tableros de roca con inscripciones jeroglíficas, que se encuentran dentro del templo. Los jeroglíficos detallan la historia de la dinastía regente en la ciudad, y los hechos de Pacal el Grande. La estructura está decorada con relieves hechos en estuco. En el interior del templo, una baldosa cubría la escalinata que descendía dentro de la pirámide, que en dos tramos, llegaba a la cripta funeraria de Pacal. Tanto el sarcófago y la losa que lo cubre, como los muros de la cripta, están decorados con bajorrelieves que muestran, entre otras cosas, la muerte de Pacal y su descenso al inframundo, donde toma la identidad de uno de los dos gemelos que, en el Popol Vuh, derrotaron a los señores del inframundo y alcanzaron la inmortalidad. En los jeroglíficos de la cripta, se describen también el origen y los ancestros de Pacal, así como la banda celeste y una serie de deidades mayas.

El Palacio. Más que un edificio, se trata de un complejo de edificios interconectados, que fueron construidos, remodelados y modificados a lo largo de cuatrocientos años, sobre una terraza artificial. Está situado en la parte central de la zona arqueológica, y su nombre se debe a la conjunción de patios, crujías y la torre de cuatro cuerpos que lo caracteriza. Contiene esculturas y bajorrelieves en estuco de alto valor artístico.

El conjunto de las cruces, formado por el Templo de la cruz, el Templo del sol, y el Templo de la cruz foliada. Se trata de un conjunto de templos sobre pirámides escalonadas, cada uno con elaborados relieves en su interior. Los templos conmemoran el ascenso al trono del Señor Chan Bahlum II, tras la muerte de Pacal el Grande, y muestran al nuevo Señor recibiendo la grandeza de manos de su predecesor. Las cruces a las que aluden los nombres de los templos, son en realidad representaciones del árbol de la creación que se encuentra en el centro del mundo, de acuerdo a la mitología maya. El Templo de la Cruz aún conserva la crestería, un muro calado que coronaba la estructura. En su interior estaba el tablero central (hoy exhibido en el Museo Nacional de Antropología) que tiene una representación del monstruo de la tierra, del cual brota una planta de maíz. Sobre la planta, flanqueada por dos figuras humanas, se encuentra posada un ave fantástica. el Templo de la cruz foliada ha perdido su fachada, y sólo la segunda crujía se conserva completa.

Acueducto. Se trata de una estructura abovedada de tres metros de altura, conduce al río Otulum por debajo de la plaza principal de Palenque, en la sección que corresponde a la fachada oriental del Palacio. el acueducto se complementa con un puente de piedra construido aguas abajo, en el lugar conocido como Baño de la Reina, al extremo norte del grupo principal.

Templo del león. Se encuentra 200 m al sur del grupo principal. Debe su nombre al elaborado bajorrelieve que representa a un rey sentado sobre un trono en forma de un jaguar bicéfalo.

Templo del Conde. fue llamado así por Waldeck, quien lo habitó durante su estancia en Palenque, y, entre otras extravagancias, se acreditaba a sí mismo el título de Conde (otra veces asumía los títulos de Barón y Duque). El elegante edificio tiene un basamento escalonado de cinco cuerpos. En la parte superior, está un templo que conserva la totalidad de sus elementos arquitectónicos originales.

Juego de pelota. Dos plataformas paralelas formaron la estructura para el juego de pelota. Sin embargo, aún se requieren trabajos de exploración y consolidación.

Toniná

El espacio sagrado de Toniná, en las montañas de Chiapas, es uno de los lugares donde se manifiestan los efectos del poder de una manera espectacular, sobre una estructura piramidal que se montó sobre el remate de una cordillera que, llena de árboles, serpentea por el norte del valle de Ocosingo. Aquí se formó un enorme laberinto de épocas, templos, palacios y escalinatas que se fueron encimando durante mas de mil años de actividad constructiva. De las siete plataformas que constituyen la gran pirámide, sobresalen la tercera en la que se encuentra el Palacio del Inframundo; la cuarta en el que se halla el Palacio de las Grecas y la Guerra; la sexta en la que se ubica el mural de los cuatro soles, que es una especie de códice hecho en estuco que representa el mito de las cuatro eras cosmogónicas, y por último la séptima, sobre la que se levantan los templos de los prisioneros y el del Espejo Humeante, el principal en el punto mas elevado del conjunto, el mas alto de Mesoamérica. Entre las esculturas de mayor relevancia halladas en Toniná se encuentran la de su último gobernante. Tzots Choj y, recientemente, la del conquistador de Palenque y Señor de Bonampak llamado Jaguar Sobrenatural, donde también se encontraron piezas arqueológicas que agregan 300 años mas de historia a la cultura maya.

Cascada de Misol-Ha

Misol-ha proviene del vocablo chol que significa "barrida de agua". Esta cascada se encuentra en el Municipio de Salto de Agua y por su belleza cada vez mas se ha incrementado el número de sus visitantes nacionales y extranjeros. Como resultado de la precipitación de un río por un cantil de rocas calcáreas, se encuentra esta hermosa cascada de aproximadamente 30 mts. de altura, que al caer, forma una amplia poza en la que es posible, con precaución, practicar la natación. Este refrescante y hermoso paraje, se encuentra en un típico ejemplo de la selva tropical alta de la sierra chiapaneca, y en medio de una rica vegetación compuesta por altos ejemplares de caobas, chicozapotes y palos de agua. El lugar funciona como parque turístico ejidal y cuenta con discretos servicios, entre ellos, los de hospedaje en agradables cabañas rústicas.

Agua Azul

Esta impresionante serie de bellísimas cascadas se forma al descender el Río Tulijá de manera escalonada, creando una serie de estanques ó albercas naturales que son contenidos por diques calcáreos; los llamados "gours" en la terminología geológica. El intenso color azul turquesa que poseen, lo cual en parte las ha hecho famosas, es debido en gran medida al lecho calizo del río. Esta coloración, aunada al intenso verde de la vegetación, a la brisa constante y al sonido acuático inagotable, contribuyen a hacer de este sitio, sin duda alguna, uno de los más hermosos e inolvidables espectáculos naturales de la República Mexicana. Para aquellos que gustan de la aventura, pueden alcanzar, con la ayuda de guías locales, otras cascadas todavía más espectaculares, pues la escalera continúa aguas abajo hasta que el río se precipita al Tulijá, formando una de las más bellas cortinas de agua.

Bonampak

Bonampak tuvo su gran esplendor a finales del período Clásico Maya. Abandonado alrededor del año 800 D.C., fue descubierta en la década de los cuarentas. Su nombre en vocablo maya significa: "Muros Pintados", y es justamente a lo que debe su fama este sitio, debido a que uno de sus edificios tiene en sus tres recintos, pinturas en sus muros de una calidad indiscutible.



Del conjunto, enclavado en el corazón de la Selva Lacandona, solamente la Gran Plaza y la Acrópolis están exploradas. En la primera se levanta la magnífica Estela 1, que muestra a Chaan Muan II vestido con gran lujo para celebrar su quinto año de gobierno. Sobre la Acrópolis, que sigue los desniveles del terreno, se construyó el edificio de las pinturas. Este posee tres cámaras. En la primera se muestra la ceremonia de presentación por parte de la familia gobernante; en ese mismo cuarto se encuentra la escena de la procesión de los músicos. La cámara dos es la de la batalla y la posterior presentación y suplicio de los prisioneros, por último, la tercera cámara exhibe la suntuosa ceremonia de celebración del triunfo. El descubrimiento de Bonampak, una de las grandes historias de la exploración arqueológica en Chiapas, permitió conocer uno de los mayores testimonios de la cultura maya y la extraordinaria concepción de color y línea de sus pintores.

Yaxchilán

Yaxchilán es el prototipo de una ciudad perdida en la jungla; localizada en la margen izquierda de un caprichoso meandro del Usumacinta, se encuentra elevada mas de diez metros sobre el nivel medio del río, ocupando una posición central en la Selva Lacandona. Su origen se remonta a unos dos mil años, cuando un grupo de hombres se establecieron formando una aldea que al paso de los siglos, transformaron en una de las ciudades más bellas y poderosas de la Cuenca del Usumacinta, y que tuvo su máximo esplendor entre los años 550-900 D.C. correspondiente al Período Clásico Tardío.

La superficie de la ciudad es muy extensa pero su visita se restringe actualmente a parte de La Gran Plaza, La Gran Acrópolis, La Acrópolis Pequeña y La Acrópolis Sur. A La Gran Plaza se accede a través del Edificio 19, conocido también como El Laberinto, a causa de la compleja distribución de sus cuartos. En varias de las construcciones se encuentran todavía los dinteles que narran la historia dinástica de la ciudad. Sobresalen los de los Edificios 12 y 22. La emoción acompaña el ascenso por la escalinata que comunica a La Plaza con la Gran Acrópolis, presidida por el magnífico Edificio 33, el más soberbio de la ciudad. La crestería, su escalera jeroglífica, los dinteles y la escultura decapitada del Pájaro Jaguar IV en su interior, son sus características mas sobresalientes.

Lacanjá

Para los años setenta los lacandones habian vuelto a establecerse o habian sido reubicados por el gobierno en tres poblados principales: Lacanja Chansayab, en el sur, y Naja y Metzabok, en el norte de la selva lacandona. Esta consolidación en poblados más grandes se inició en los años cuarenta, cuando el gobierno abrió la selva a las haciendas (Historia, parte 2). En 1971, con la creación de la Zona Lacandona, la mayoría de las familias lacandonas que aun vivían en áreas remotas fueron puestas bajo la protección de los tres poblados principales. En los nuevos pueblos, la conversión de los lacandones al cristianismo se facilitó a los evangelizadores. A fines de los años setenta, las carreteras comenzaron a comunicar a las comunidades y actualmente las villas cuentan ya con energia eléctrica.

Debido al nuevo tráfico y a la televisión, la penetración externa ha comenzado a inundar a las comunidades. Las diversas maneras en que los lacandones han resistido o se han adaptado al cambio refleja sus sensibilidades originales. Muchos de los lacandones que nunca habían visto un automóvil durante su infancia, ahora reparan sus propias camionetas. En caso de sufrir alguna enfermedad, algunos escogen aplacar a los dioses con ceremonias y luego van a la clínica por medicinas occidentales.

En diversas formas, los Lacandones del sur que habitan Lacanjá Chansayab son culturalmente distintos a los del norte en Metzabók y Najá. Aún así muchas familias del norte se han mudado al sur a vivir en Lacanjá o se establecieron en la nueva comunidad cercana en Bethel ; próxima a una gran área de bosque en donde se encuentran sacerdotes y es una tierra mas fértil y convertida al cristianismo (situación que encuentra resistencia en el norte) estas son entre otras las posibles razones para la migración norte - sur.

Lacanjá Chansayab (o simplemente Lacanjá), situada en el filo de la biosfera de Montes Azules, cerca de las ruinas de Bonampak, es la principal comunidad del sur. Viven cerca de la mayor área de selva intacta . Los Lacandones son los únicos a quienes se les está permitido cazar en la reserva. Ellos conocen los hábitos estacionales de los animales que viven en la selva y tienen un conocimiento considerable de la flora medicinal y comestible. A pesar de que muchas cosas de la vida diaria de Lacanjá son únicamente Lacandonas, su religión no se ha practicado por muchos años. Trágicamente, importantes personas mayores murieron con la epidemia de la fiebre amarilla de principios de siglo rompiendo así con muchas de sus tradiciones. Los Lacandones del sur , fueron mas susceptibles a los misioneros y otras influencias , perdiendo así sus practicas religiosas tradicionales.

Hoy la religión de la comunidad de Lacanjá es evangelista protestante. Los feligreses acuden a una pequeña capilla a cantar himnos Bautistas traducidos al maya Lacandon. La mas reciente influencia exterior es la nueva carretera que pasa a unos 10 Km. de la comunidad. La carretera y su construcción con la finalidad de abrir Bonampak como un mayor centro turístico tendrá ciertamente gran impacto sobre la comunidad.

Geografía: Lacanja Chansayab a lo largo del río Lacanjá está a 320 metros sobre el nivel del mar , La Sierra Cojilita (a 620 mts.) al este y los montes Azules ( a 1400 mts.) desembocan en el Río Lacanjá y la Laguna Lacanjá (a 250 mts.) 8 Km. al sur de la comunidad.

Grutas de Rancho Nuevo

Se ubica a 10 Km. al sureste de San Cristóbal de las Casas, por la carretera federal núm. 190. En esta zona encontrará una gruta compuesta por cavidades de más de 10 Km. de longitud y 550 m de profundidad, ideales para practicar el espeleísmo dentro de un impresionante salón decorado con estalactitas y estalagmitas. En esta región, de exuberante vegetación selvática, encontrará flora típica del bosque de coníferas, entre los cuales hallará ejemplos de plantas medicinales como la manzanilla. Al recorrer el sitio también observará zorrillos, comadrejas, murciélagos, armadillos, palomas, venados, pajarillo barranqueño y tlacuaches, entre otros. Se realizan paseos a caballo, siendo un lugar propio para efectuar actividades recreacionales.

Tenam Puente

La Zona Arqueológica de Tenam Puente está construida en una posición estratégica, sobre una montaña que domina la planicie comiteca que se extiende hasta los Lagos de Montebello, en el oriente del Estado de Chiapas. La extensión territorial de este asentamiento prehispánico ha sido calculada en dos kilómetros cuadrados, sobre los cuales fueron edificadas diversas construcciones de índole cívica, religiosa y habitacional. Tenam Puente se levanta sobre grandes plataformas con muros de contención monumentales, cuyo acceso se va restringiendo conforme se asciende. Estos grandes muros fueron acomodados en cinco desniveles, formando así plazas abiertas y cerradas sobre las cuales, se distribuyeron los edificios principales, algunos de los cuales, como elemento característico, presentan rampas de piedra a manera de contrafuertes. Destaca la presencia de sus tres juegos de pelota, así como la Acrópolis con sus estructuras 4 y 7.

Zoomat

El zoológico fue fundado en 1942 por Elíseo Palacios para el estudio y la conservación de la fauna regional. Desde 1980 se ubica en el Zapotal, una zona cubierta de selva mediana compuesta por árboles de chicozapote, zapote colorado, zapote negro, ámate, jocotillo, cedro y baqueta, entre otras especies, Este ambiente propicia un hábitat cercano al original para los animales que allí vive. El recorrido se realiza por un sendero de 2.5km que lleva a conocerá los animales es sus encierros e incluye sólo ejemplares de la fauna regional: jabalíes, grisones, quetzal, venado cabrito, tejones, hocofaisanes, pavo ocelado, jaguar, tapir, felinos diversos, jaguar negro, pavón (símbolo de este zoológico pues es una ave que solo habita en Chiapas y se halla en peligro de extinción), viejo de monte, sensos, nutria, pajareras (tucanes, guacamayas, y otras aves), herpetario (reptiles vivos), hormiguero arbirícola, aves acuáticas, aves rapases, guaqueques, venado de campo, coyote, monos araña y saraguatos, mapaches y zorras, tortugas, vivario, (arañas e insectos), casa nocturna (aloja ejemplares vivos de especies de hábitos nocturnos), avario, aves limnícolas y cocodrilos. El Zoomat cuenta también con aula audiovisuales, librería, área de orientación ecológica, refresquerías y zonas de comedores para días de campo. Abarca 139 ha y lleva su nombre en honor de quien ha sido su director desde 1944 y se le deben importantes estudios sobre la fauna chiapaneca. Abierto de Martes a Domingo de 8 a 16 Hrs.

Sima de las cotorras

En la zona circundante a la Reserva de la Biosfera, Selva El Ocote, se encuentra una reserva natural con una extensión territorial considerable, considerada selva alta y que constituye, junto con la región de los Chimalapas en Oaxaca y Uxpanapa en Veracruz, la segunda selva tropical más importante en México por su tamaño, su diversidad biológica y su gran relevancia ecológica y geológica que da lugar a “Sima de las Cotorras” una cavidad de piedra caliza, de 140 metros de profundidad

Fauna
Podemos encontrar gran variedad de animales silvestres como chachalacas, gavilanes, búhos, zorras y coyotes, mas sin embargo el principal y mayor atractivo son las cotorras de ahí el nombre del sitio.

Flora
La flora está constituida por selva alta siempre verde, formación vegetal muy densa con árboles dominantes de más de 30 metros , abundan especies como cahsban, molinillo, chicozapote, jobo, flor de corazón, caoba, orquídeas, piñuela, árboles de higo.

Aspecto de Cultura
En las paredes de roca caliza encontramos pinturas rupestres, dentro de su arquitectura esta el Templo de San Juan Bautista en Ocozocuautla, y entre sus artesanías tenemos la elaboración de cazuelas de barro en Ocuilapa.

Actividades / atractivos
Puedes hacer rappel en la cavidad circular (Sima de las Cotorras) de 180 metros de diámetro y 125 de profundidad, para observar 33 pinturas rupestres plasmadas en sus blancas rocas, en donde también duermen cientos de cotorras que al amanecer salen en círculos ascendentes para regresar por la noche. Además, del senderismo por varios miradores escénicos.

Amikuu es el parque que emerge entre la naturaleza de una de las bellezas naturales más importantes del país: el Cañón del Sumidero y la Presa de Chicoasén. Una lancha que fue abordada en el embarcadero de Chicoasén traslada a un equipo de reporteros al parque Amigo, singnificado real de Amikuu en idioma maya. Huele a montañas, la brisa golpea el rostro y la naturaleza deja ver sus mejores colores. Antes pasamos por el Árbol de Navidad, punto de referencia en el cañón.

Al llegar al lugar un puente colgante nos recibe. Aquí se pueden vivir los deportes extremos. Para lanzarse por la tirolesa hay que ponerse el equipo necesario. La gerente de relaciones públicas del parque Amikuu, Karina Castro Mancilla, detalló que este lugar cuenta con un herpetario donde se tienen varias especies de serpientes y un terrario donde se puede caminar entre serpientes que están al alcance de quien entra pero siempre con la supervisión de un profesional.

Está el área de contacto animal se puede dar de comer a las guacamayas, tucanes, monos ardillas y tomarse la foto. Un pitón llama la atención de todo el visitante; se le puede abrazar y fotografiar. El cocodrilario está conformado por 3 estanques, cada uno con ejemplares de diferentes tamaños, un jaguarario, albercas con área de venta de alimentos y bebidas y el restaurante panorámico Bellavista. De manera adicional se tienen actividades de aventura como la tirolesa de casi 300 metros de longitud, la de cinco estaciones, sendero ecológico con tour guiado, rappel, escalada y Kayak.

También está el muelle de acceso con una barra de servicio de refrescos y bebidas regionales como el pozol y el tascalate, servicios sanitarios, la historia del imponente Cañón del Sumidero a través de una exposición con información histórica y geológica y nuestro Puente Colgante con monos araña.

Los colores de Chiapas, es un Mosaico Cultural de Chiapas que tiene una muestra de trajes indígenas, instrumentos musicales autóctonos, fragmentos literarios, un pequeño acuario y un aviario con un área de contacto animal, donde se tiene la oportunidad de convivir con algunas de aves de la selva de Chiapas, como tucanes y guacamayas. Hay una tienda con artesanías, textiles, libros y literatura de los pueblos indígenas, así como artículos promocionales del parque: playeras, gorras y tazas.

“Este parque es único en su género, el único que tiene la maravilla natural Cañón del Sumidero y que embarca en la presa Chicoasén y la intención es que sea mejor en el sureste y en la república mexicana…queremos que para el 2010 toda la gente conozca el parque Amikuu”.

Cascada El Aguacero

Este lugar, considerado como parque natural, cuenta con una serie de cuevas dentro de las que destaca "El Encanto" con un río subterráneo y una caída de agua que desciende por una pared cubierta de musgos y helechos. Esta cascada es el punto de inicio del recorrido por el Cañón Río La Venta.

Se recomienda llevar pick-up; contar con buena condición física puesto que hay que bajar 800 escalones para llegar a la cascada; llevar agua potable, así como ropa y calzado cómodos para caminatas prolongadas.


Cascada Welib Ja

Cascadas de aguas de color azul turquesa que contrasta con la vegetación siempre verde formando pozas naturales que hacen del lugar un centro de descanso y recreación.